La Elección del Anillo de Diamantes

La costumbre de entregar un anillo como símbolo de compromiso de casamiento, nació en el siglo XV, cuando el Archiduque Maximiliano de Austria le entregó uno a María de Borgoña.


HISTORIA

Para los antiguos griegos los diamantes eran fragmentos de estrellas caídos sobre la Tierra. Hasta el siglo XV, sólo los llevaban los reyes por su símbolo de tenacidad, coraje, fuerza y de invunerabilidad. 

La costumbre de entregar un anillo como símbolo de compromiso de casamiento, nació en el siglo XV, cuando el Archiduque Maximiliano de Austria le entregó uno a María de Borgoña.
Con el paso de los siglos se convirtieron en el símbolo de la fidelidad y del amor por excelencia, por ello se conserva la tradición de regalar una joya con diamantes en el momento del compromiso.

Este es un artículo dirigido al novio, ya que es él quien sufre con la búsqueda y la compra del anillo de compromiso. Los expertos de Tiffany & Co., casa fundada en 1837 en Estados Unidos, recomiendan aprender sobre el diamante y comparar estilos, calidad y valor, antes de comprar uno.

Es muy posible que el novio desee sorprender a su prometida y que lo compre él solo, pero también pueden ir juntos a escogerlo, lo que permitirá a la novia elegir el modelo que más le guste. Todos los diamantes son hermosos, por algo se trata de la piedra más valiosa y lo que debe importar a la pareja no es el tamaño o lo suntuoso que resulte el anillo, sino su real significado, que es el compromiso de amor entre los dos.

Aunque se busque un diamante pequeño o uno grande, se trata de una buena inversión, por lo que es recomendable tener cierta información antes de adquirirlo, para estar seguros de hacer una buena elección.

¿QUÉ ES UN DIAMANTE?

La Naturaleza nos ha regalado estas escasas y excepcionales piedras, nacidas desde la fuerza y las altas temperaturas del interior de la corteza terrestre. Están formadas por átomos de carbono puro dispuestos en forma cúbica, caraterística que les aporta su extraordinaria dureza.

Los diamantes tienen tres cualidades extraordinarias:

Posee la cualidad de reflejar la luz. Cuando se corta, recoge la luz dentro de sí mismo, emitiéndola en una lluvia de fuego y brillantez.

Es la única piedra mineral compuesta por un solo e inalterado elemento, por lo cual es la piedra preciosa más pura.

Es la sustancia más dura conocida sobre la tierra. El acero no puede cortarlo, el único material que lo corta es otro diamante.

Estas cualidades hacen de un anillo con diamante/s el símbolo perfecto para cerrar un compromiso. 

LA COMPRA DEL DIAMANTE

A la hora de comprar, un diamante muy grande será más caro por el hecho de que las piedras son raras y escasas, aunque no se debe comprar un diamante sólo por su tamaño, hay que tener en cuenta que se valoran también según las cuatro "C": Color, Claridad, Corte y quilate (quilate es "karat", que en inglés suena igual que una "c").

La gran mayoría de los diamantes que se venden en el mundo, son de tamaños más o menos comerciales y su precio se determina mundialmente por cuatro factores:

Peso o quilataje

El quilate es la medida standard de un diamante y determina el peso de la piedra. Un quilate equivale a 200 miligramos. A su vez, cada quilate se divide en 100 puntos, por lo que pueden encontrarse diamantes de 25 puntos (1/4 de quilate) o de 50 puntos (medio quilate), hasta de 3 quilates en una piedra. 

Corte o Talla

Muchas personas creen que un brillante y un diamante son dos cosas distintas, cuando en realidad es la misma, ya que como el diamante tiene varias formas de cortarse, la talla brillante es la más popular, que tiene forma redondeada. También existen otro tipo de tallas como: marquesa, corte esmeralda, princesa, cuadrado o de carré, en forma de corazón, de pera, oval o triangular.

Los buenos cortadores no comprometen belleza y brillantez por tamaño y éste es el punto en el que el novio debe poner más atención.

Una vez que el diamante se ha cortado se debe escoger la montadura. La mayoría de las diseñadas por Tiffany o Cartier, son simples y funcionales, ya que es la piedra lo que debe ser el centro de atención. 

Claridad

El diamante perfecto, es decir, el que no presenta ninguna mancha, línea o pequeños trocitos de carbón, es muy raro. Estas imperfecciones, también denominadas "inclusiones" son microscópicas, visibles por ojos expertos y con lentes de aumento potentes, no obstante influyen al ponerle el valor a un diamante, aunque si estas imperfecciones no obstaculizan el paso de la luz a través de la piedra, entonces no afecta a su verdadera belleza.

La claridad de un diamante se clasifica entre F1 a PIII. Aquel que no tiene inclusiones visibles con una lupa de 10 aumentos es considerado perfecto o "flawless" en inglés, y se clasifica F1. Por el contrario, el diamante que tiene muchas inclusiones a simple vista se clasifica PIII, o imperfecto. Entre estas clasificaciones hay varias más: F1, IF, VVS1 - VVS2, VS1 - Vs2, SI1 - SI2, PI - PII - PIII.

A mayor pureza en el diamante mayor claridad y brillantez. Se dice que es perfecto, pero es casi imposible encontrarlo totalmente puro. 

Color

Es uno de los principales factores que intervienen al determinar el precio, pues no todos los diamantes son iguales y algunos tendrán mayor brillantez o reflejarán mejor la luz que otros.

La mayoría de los diamantes son blancos o casi incoloros, aunque muchos contienen ligeras tonalidades de amarillo y café, pero también los hay blanco-azulados (muy raros y muy valiosos), rosas, verdes, champagne... en tonos muy suaves que apenas se distinguen unos de los otros. La mejor forma de ver el color real de un diamante es observándolo diagonalmente sobre un fondo blanco.

El color se clasifica por las letras de la D a la Z. Un brillante de excelente calidad entrará entre la D y la I, esto dependerá de cuántas sombras de color contiene. 

Tomando en cuenta todas estas características, la compra del diamante se hace mucho más consciente. Si el novio no sabe verdaderamente lo que ha de gastarse en el anillo de compromiso con diamantes, un parámetro será invertir el equivalente a una paga extraordinaria, aunque esto es sólo orientativo, y naturalmente el novio puede gastarse lo que pueda permitirse.

Cuando se compre un diamante, no olvidar pedir una factura y un certificado por escrito que incluya todas las características de la piedra.

Existen diamantes para todos los presupuestos, no se deje sorprender. 

[Fuente]




despedidas de España, el 14/03/2013 - 10:01 AM

Qué suerte tuvo María de Borgoña en ser la primera, pero ¿por qué tuvo que poner eso de moda con lo caro que sale? ;)


Jose de Cuzco, el 16/09/2011 - 09:23 PM

yo recomendo para los que buscan anillos de compromiso y los bajos precios tambien.


Jose de Cuzco, el 16/09/2011 - 09:21 PM

yo recomendo para los que buscan anillos de compromiso y los bajos precios tambien.