Eres diabético, ¿ya te hablaron de la disfunción eréctil?

La diabetes mellitus es una enfermedad crónica en la que se encuentra alterado el metabolismo de la glucosa (el azúcar de la sangre) y se caracteriza por niveles elevados de glucosa con valores mayores a 126 mg/dl en ayunas.

DePeru.com | 3122 lecturas.




Los estudios científicos muestran que estos valores altos de glucosa afectan los vasos sanguíneos más pequeños, responsables de la microcirculación, en todos los órganos del cuerpo. Además se ven afectadas también las terminaciones nerviosas, puesto que éstas son irrigadas por estos micro-vasos sanguíneos.

La afección de los micro-vasos sanguíneos por la glucosa alta, en la diabetes, se conoce como microangiopatía, y la afección de las terminaciones nerviosas, por la glucosa elevada, en la diabetes se llama neuropatía.

Una de las complicaciones más frecuentes en la Diabetes mellitus es la disfunción sexual eréctil y se debe a la presencia de afección tanto a la microcirculación como a la neuropatía.

La neuropatía en la diabetes disminuye los reflejos necesarios para una buena erección y ocasiona pérdida sensitiva en las terminaciones nerviosas del pene. Además las alteraciones en la microcirculación y el endurecimiento  de los vasos del pene (arteriosclerosis), disminuyen el aporte sanguíneo y de oxígeno a los tejidos lo que origina disminución en las concentraciones de óxido nítrico, la sustancia encargada de la vasodilatación de las arterias peneanas, con la consiguiente afectación en la erección.

No se han evidenciado trastornos hormonales relacionados con la función sexual en los pacientes diabéticos, sin embargo si se han descrito problemas como depresión con pérdida de la líbido.

La disfunción eréctil afecta a casi el 50% de los pacientes varones con diabetes mellitus y esta cifra suele llegar hasta 80% en algunos países. Estudios científicos muestran que la edad promedio de aparición del problema es de 49 años y puede aparecer tan temprano como a los 3 años de hecho el diagnóstico.

La disfunción eréctil se asocia al mal control de la diabetes mellitus, al mayor tiempo de evolución, al hábito de fumar, al consumo de bebidas alcohólicas, al consumo de algunos fármacos entre otros factores.

La disfunción eréctil en el paciente diabético además de afectar su calidad de vida puede condicionar y perpetuar problemas como depresión y ansiedad.

Una de las primeras pautas para solucionar el problema es el control de la enfermedad. La evidencia muestra que el control de los niveles de glucosa así como del perfil de colesterol tiene una repercusión positiva en la mejoría de la función eréctil del paciente con diabetes.

Los cambios de hábitos como alimentación adecuada y el ejercicio físico además de mejorar la salud general del paciente con diabetes mellitus, mejoran también su vida sexual. Es necesario recalcar que el dejar de fumar constituye un punto básico para el tratamiento del problema de disfunción eréctil.

Existen a la fecha muchos fármacos que pueden ayudar a mejorar la erección y el desempeño durante el acto sexual, no obstante es requisito fundamental que el paciente diabético consulte con su médico sobre el mejor fármaco para su caso en particular, pues los medicamentos para tratar disfunción eréctil suelen tener contraindicaciones sobre todo si hay ya alguna complicación cardiaca previa.

En resumen, la disfunción eréctil es una complicación de la diabetes mellitus, una de las más frecuentes pero menos reportada. Si usted es diabético consulte con su médico con toda confianza sobre la mejor opción para solucionar su problema, pero ya sabe que el control de su enfermedad es clave para la solución.