Desde Berlín (AFP)

EON cerró 2014 con pérdidas de 3.160 millones de euros

El grupo alemán de energía EON ha anunciado este miércoles una abultada pérdida de 3.160 millones de euros en sus resultados del año 2014, causada por unas depreciaciones debidas, sobre todo, a su parque de centrales eléctricas.

Alemania, energía, empresas, resultados
El director ejecutivo de la mayor compañía eléctrica de Alemania, EON, Johannes Teyssen, presenta los resultados anuales de la empresa, en Düsseldorf, Alemania, el 11 de marzo de 2015 - AFP/DPA/AFP
Anterior Siguiente

El grupo alemán de energía EON ha anunciado este miércoles una abultada pérdida de 3.160 millones de euros en sus resultados del año 2014, causada por unas depreciaciones debidas, sobre todo, a su parque de centrales eléctricas.

El resultado del año pasado supone un giro brusco para esta empresa en plena transformación, que en 2013 tuvo un beneficio neto de 2.090 millones de euros.

El EBITDA, uno de los indicadores más importantes para EON, cayó un 9%, a 8.340 millones de euros. Por su lado, el resultado recurrente, que excluye ingresos o gastos excepcionales, se derrumbó un 24%, a 1.610 millones de euros. EON propondrá un dividendo de 0,50 euros. El volumen de negocio por su lado se redujo un 7%, y sumó 111.600 millones de euros.

Ya en noviembre, el grupo señaló que las cuentas del cuarto trimestre se verían muy afectadas por una voluminosa depreciación de 4.500 millones de euros, que concierne a su parque de centrales eléctricas y se suma a las depreciaciones de 700 millones de euros registradas entre enero y septiembre.



EON se encuentra en pleno cambio, y en los últimos años se deshizo de sus distribuidores regionales de electricidad en Alemania, sus actividades en Hungría, su filial española y el grueso de sus actividades en Italia.

Para 2015, un año de transición para la empresa germana, EON espera una nueva erosión de sus beneficios, al menos a nivel de explotación, con un EBITDA de entre 7.000 y 7.600 millones de euros, y un beneficio neto recurrente de entre 1.400 y 1.800 millones.

Ante la transición energética en curso en Europa, que reduce la rentabilidad de sus centrales de gas y carbón, EON decidió en noviembre dar la espalda a la producción clásica de electricidad de aquí a 2016, y apostar de lleno por las energías renovables y las "nuevas soluciones". Por su lado, las actividades tradicionales de generación de energía se juntarán en una nueva entidad a parte que saldrá a bolsa.

#Alemania #Energía #Empresas #Resultados


Te puede interesar



Quantcast