Desde Sídney (AFP)

China presiona a los agricultores australianos

La decisión de China de castigar con aranceles a la cebada de Australia ha sumido a los agricultores en la incertidumbre y supondrá una pérdida de beneficios por valor de 500 millones de dólares australianos (300 millones de euros).

Australia, China, comercio, agricultura, virus, salud, epidemia, pandemia
Una cosechadora trabaja en un campo de cebada en Nueva Gales del Sur, en Australia, el 12 de noviembre de 2007 - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

La decisión de China de castigar con aranceles a la cebada de Australia ha sumido a los agricultores en la incertidumbre y supondrá una pérdida de beneficios por valor de 500 millones de dólares australianos (300 millones de euros).

Los agricultores australianos están en primera línea de la tensión diplomática entre China y Australia.

El 18 de mayo China decidió aplicar aranceles del 80,5% a la cebada australiana, privando así a los productores de cereales del país de este mercado, el más importante para ellos.

La noticia "conmocionó" a Tim O'Meehan, un productor de Australia Occidental. "Ya había plantado la mitad de mi campo de cebada cuando se anunció esta nueva tasa. Así que lo paré todo, después planté trigo en el terreno restante", explicó a la AFP O'Meehan, de la tercera generación de agricultores de su familia, quien estima que entre "70 y 80%" de su producción se destina a China.

noticia
El carnicero George Vourvahakis sujeta una pierna de cordero en su comercio de Yarraville, a las afueras de Melbourne, el 12 de mayo de 2020 (AFP/AFP)

Pero es optimista sobre la posibilidad de vender la mercancía a otros países. Reconoce que "habrá forzosamente una caída de los ingresos: el precio de una tonelada de cebada era de 270 dólares australianos (162 euros), cayó a 219 (131 euros) después del anuncio de los chinos y ahora ronda los 240 dólares (144 euros). Va a ser difícil".

China justifica el nuevo impuesto diciendo que hubo dumping (venta a precio inferior al costo para adueñarse del mercado) en la cebada importada de Australia.

Se llevó a cabo una investigación durante casi 18 meses y se esperaba una sanción. Pero, como recuerda Brad Jones, a la cabeza de una explotación de cereales de 11.000 hectáreas, "no se esperaba que la cantidad de la tasa fuera tan alta".

Australia, por su parte, amenazó con recurrir a la Organización Mundial del Comercio.

Ambos países sostienen que lo único que hay detrás de este caso es una disputa comercial, pero resulta llamativo que el anuncio de Pekín se produjera pocos días después de la Asamblea Mundial de la Salud, celebrada el 17 de mayo.



- La carne de vacuno -

Durante la Asamblea, más de 130 Estados firmaron una moción impulsada por Australia y la Unión Europea en la que se pide una investigación sobre los orígenes de la pandemia del coronavirus. Una pesquisa a la que China se opuso categóricamente.

Además el 26 de abril, Cheng Jingye, embajador de China en Canberra, dio a entender claramente que se podrían tomar represalias económicas si Australia insistía en pedir una investigación.

Además de la cebada, China también anunció unos días antes su decisión de suspender la importación de carne de vacuno de cuatro de los principales mataderos de Australia, que por sí solos producen un tercio de la del país.

China es el principal cliente de carne de vacuno de Australia, pero la noticia no ha desestabilizado a AaCo, el mayor productor australiano.

En un comunicado publicado esta semana, la compañía recuerda que "China representa el 15% de todas nuestras ventas de carne. Por el momento, más de un tercio de nuestras exportaciones a China no se han visto afectadas por la suspensión. Nuestra presencia global nos permite redirigir nuestros productos a otros mercados".

Otros productos australianos podrían verse afectados: según una información publicada esta semana por Bloomberg, las autoridades chinas están considerando aplicar restricciones, aranceles o nuevas normas a los productos lácteos, los vinos o el marisco. En estos tres casos el principal cliente internacional es China.

"Siempre protegeremos los intereses nacionales de Australia", afirmó Marise Payne, ministra de Relaciones Exteriores. China es el mayor socio comercial de Australia y representa más del 25% del comercio, por un montante equivalente a 136.000 millones de euros (148.000 millones de dólares) en 2018/2019.

Esta cantidad equivale al monto combinado del comercio de Australia con Japón, Corea del Sur, Estados Unidos y Singapur, sus otros cuatro principales socios económicos.

#Australia #China #Comercio #Agricultura #Virus #Salud #Epidemia #Pandemia


Te puede interesar


Quantcast