Epidemia por E. coli en Europa, podemos prevenirla en nuestro país

El mes pasado la aparición de una epidemia originada por la bacteria E. coli causó alarma en Europa. Enterémonos algo más sobre esta bacteria y qué medidas tomar para no infectarnos.

DePeru.com | 9416 lecturas.


Autor del Artículo

Dra. Martha Paola Arellano Salazar

CMP 36247 / 24251


La bacteria E. coli, es una de las más estudiadas, incluso es utilizada en investigaciones médicas desde hace muchos años.

E coli, es una bacteria que vive con nosotros desde que nacemos, a las pocas horas de vida coloniza nuestro tracto gastrointestinal  y se establece como huésped en una relación de simbiosis o beneficio mutuo;  E coli, por lo tanto, constituye parte de la flora intestinal normal del hombre.

Al ser un germen de gran ubicuidad y capacidad de proliferación, se le considera útil como indicador de contaminación, pues se le agrupa con otros organismos  similares bajo la denominación de “bacterias coliformes”  y pueden darnos una idea de contaminación fecal cuando están presentes en agua o alimentos.

E coli. Podría ser causa de enfermedad en pacientes que tengan las defensas bajas o que tengan alguna alteración de la pared intestinal que lleve a este germen a invadir otras estructuras del cuerpo como en una perforación intestinal provocando peritonitis. Sin embargo, esta bacteria que habita normalmente en nosotros, no sería la causante de las infecciones intestinales de las que se habla últimamente.

Existen cepas o grupos de bacterias llamadas patógenas, que se transmiten por vía fecal – oral, de personas infectadas a otras,  en el contacto persona-persona, o a través del agua y alimentos.

Se han descrito seis tipos de estas bacterias que producen toxinas que  al entrar en contacto con nuestro organismo, originan un gran daño y hasta la muerte.

Se estima que el período de incubación es en promedio de 48 horas. Los síntomas son diarrea acuosa que puede luego presentar rasgos de sangre, acompañada con fuertes dolores abdominales. No hay fiebre en la mayoría de los casos.  El problema se hace peor cuando la toxina invade nuestro cuerpo y origina el Síndrome Urémico Hemolítico o SHU por sus siglas en inglés. Este cuadro se caracteriza por anemia hemolítica, es decir, se destruyen nuestros glóbulos rojos en la sangre, trombocitopenia, que significa que nuestras plaquetas disminuyen de cantidad y estamos propensos a sangrados, y disfunción renal, o sea, falla en la función del riñón que se origina  por la diarrea y por la destrucción de los glóbulos rojos.

Si bien es un problema serio, es mejor no alarmarnos y tomar las cosas con calma. Así como en Perú se logró combatir los brotes del Cólera con medidas simples como el lavado de manos y alimentos, pues esta misma indicación se aplica en este caso.
En este mundo ahora globalizado, no está en vano recomendar acá, para que no pase lo que allá; por lo tanto a seguir los consejos de la Organización Panamericana de la salud, que señala al “lavado de manos” como pilar de la prevención de esta enfermedad que ya está cobrando varias víctimas en Alemania.

Entonces, lavémonos las manos con agua y jabón después de ir al baño y antes de comer cualquier alimento. Lavémonos las manos antes de manipular alimentos. Cocinemos bien los alimentos y lavemos bien  los alimentos que no se consuman cocidos como las frutas y verduras.

Si presenta diarrea acuosa con rasgos de sangre y dolor abdominal, acuda a la posta o centro de salud más cercano. Hágase ver por un médico y trate a tiempo y adecuadamente esa diarrea. Las diarreas suelen incrementarse en época de calor, pero no por estar en época de frío, bajemos la guardia. 

Fuentes: