El cáncer de piel en el Perú

El cáncer es un conjunto de enfermedades en las cuales el organismo produce un exceso de células malignas (conocidas como cancerígenas o cancerosas).

DePeru.com | 16035 lecturas.



En el Perú, el cáncer de piel se diagnostica dentro de los tres a cinco mil nuevos casos al año, siendo así la cuarta incidencia después del cáncer de estómago, pulmón y mamas. Así dentro de los últimos cinco años, se ha duplicado en nuestro país el número de personas con lesiones de neoplasias malignas de cáncer de piel, de un 2% al 4%, a causa del hábito de exponerse al sol sin protección. El mayor índice se encuentra en Lima, Piura y Arequipa.

El cáncer de piel, que se produce a raíz de un tumor maligno que se deriva de las células de la piel, se presenta por lo general en mayores de 40 años de edad. Sin embargo, se está incrementado en edades tempranas a causa de la exposición al sol y a la falta de medidas para proteger la piel de la radiación solar, por ello cada vez hay más jóvenes entre 20 y 30 años afectados por esta dolencia. 

Si bien hay una corriente preventiva del cáncer de piel con mayor énfasis en el verano, es importante destacar que la prevención debe realizarse los 365 días del año. Así sea otoño, invierno, primavera o verano. Durante todo el año los índices de radiación solar están presentes y nuestro país no escapa de ello.

LA ALIMENTACIÓN Y EL CÁNCER DE PIEL

Una exposición solar incontrolada no es el único factor que perjudica la piel, sino también la alimentación es un factor determinante para reducir las probabilidades de desarrollar cáncer de piel. Por ello, es importante consumir alimentos ricos en vitaminas y antioxidantes lo cuales se encuentran en frutas, cítricos, verduras, vegetales verdes, leguminosas, salvado y germen de trigo, lácteos, entre otros. 

Una dieta equilibrada es un gran aliado para la piel. Es preciso seguir una dieta variada en la que se incluya una cantidad adecuada de líquidos, vitaminas como la A, C y E, y minerales como el selenio, el zinc o el hierro. Estas sustancias con acción antioxidante, bloquean el efecto dañino de los radicales libres, moléculas que provocan efectos negativos para la salud. Y algunas de ellas, como la vitamina A y la C, que son nutrientes de la piel, por lo que mejoran su estado y su aspecto. 

Los antioxidantes se encuentran principalmente en alimentos vegetales, como las frutas, las legumbres, las verduras y hortalizas, los frutos secos y los cereales integrales. Además, los ácidos grasos insaturados como el ácido oleico, presente en el aceite de oliva y el aguacate, o el linoleico y linolénico, abundantes en los aceites de semillas -girasol, maíz, soya, los frutos secos oleaginosos -nueces, almendras, avellanas, pistachos, etc. y el pescado azul, también son imprescindibles para mantener una piel bien estructurada. Además de nutrida, la piel ha de estar hidratada, para lo cual es la solución es beber suficientes líquidos, tanto zumos naturales como batidos, cremas o infusiones frías... Y no hay que olvidar que el líquido que mejor hidrata el organismo es el agua. 

Realizar una dieta que asegure el aporte correcto de todos los nutrientes básicos para la piel y tomando las precauciones necesarias, la piel podrá mantenerse en perfecto estado de salud. 


EL VERANO 2011 Y EL CÁNCER DE PIEL 

El agotamiento de la capa de ozono probablemente empeorará los efectos sobre la salud ocasionados actualmente por la exposición a la radiación UV, ya que el ozono estratosférico absorbe la radiación UV de forma particularmente eficaz. Conforme se hace menos densa la capa de ozono, disminuye progresivamente el filtro protector de la atmósfera. Por consiguiente, las personas y el medio ambiente se ven expuestas a mayores niveles de radiación UV y, en particular, a mayores niveles de radiación UVB, que es la que produce un mayor impacto sobre la salud de las personas. 

El Perú es uno de los países de la región que recibe a diario niveles de radiación ultravioleta extremos, debido al referido deterioro de la capa de ozono en la franja ecuatorial. Debido a ello es que se ha incidido en el número de casos de cáncer de piel, sobre todo en niños. 

Según los pronósticos de Senhami (Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú) el verano 2011 se convertirá en el verano más caluroso de los últimos 30 años debido al adelgazamiento de la capa. Por ello es necesario tomar todas las medidas de precaución adecuadas. 

Diversos estudios demuestran que la ciudad de Lima tiene un nivel muy alto de riesgo de recepción de rayos ultravioletas, de esta manera, el tiempo máximo de exposición directa al sol sin protector solar es de 10 a 15 minutos en las personas de piel blanca, de 15 a 20 minutos en las personas de piel trigueña y de 20 a 30 las personas de piel oscura. 

La radiación ultravioleta asociada a la exposición al sol, habitualmente es de una magnitud tal, que se pueden producir efectos perjudiciales para la salud de las personas y trabajadores sin la protección o conductas adecuadas. 

El daño agudo y crónico que provoca la radiación ultravioleta sobre la piel, ojos y el sistema inmunológico de las personas, está directamente relacionado con la intensidad de la radiación, el tiempo de exposición y con características de la piel de cada individuo.


LOS RAYOS ULTRAVIOLETAS Y EL CÁNCER DE PIEL 


El sol emite numerosas radiaciones, entre las que destacan los rayos ultravioleta A, B y C (UVA, UVB, UVC). 

Los rayos UVC son los más cortos de los rayos ultravioleta. Estos son potencialmente los más dañinos, pero son totalmente filtrados por la parte superior de la capa de ozono. Sin embargo, conforme la capa de ozono es destruida, el riesgo aumenta. 

Los rayos UVB causan el mayor daño inmediato a la piel en la forma de bronceado. Estos rayos penetran la epidermis y activan las células melanocitas para producir melanina la cual, constituye el resultado del nivel de bronceado. UVB es la principal causa de cáncer de piel, especialmente combinado con los UVA. Además los rayos UVB deprimen al sistema inmune. 

Los rayos UBA, es el tercer grupo de rayos ultravioleta y la principal causa de envejecimiento prematuro de la piel. Causa arrugas, manchas de la edad y pérdida de elasticidad. A diferencia de los otros dos, estos rayos penetran fácilmente la capa de ozono. Junto con los rayos UVB causan daños reales, matando las células, dilatando los vasos sanguíneos produciendo un enrojecimiento o quemadura y destruyendo las vitaminas en la piel causando la destrucción del tejido conectivo. 

El principal factor de riesgo implicado en la aparición de melanomas y carcinomas cutáneos son las radiaciones solares, sobre todo las de tipo B (UVB) y las de tipo A (UVA). En la piel, estas radiaciones son capaces de producir mutaciones en el material genético (ADN) de las células que componen la epidermis (capa más superficial de la piel) e impedir su reparación, iniciándose así el proceso de la carcinogénesis o formación de un cáncer. 

Es muy importante tomar medidas preventivas para la piel porque debido al agujero que existe en la capa de ozono es mayor la incidencia de los rayos ultravioletas de tipo A y B que penetran la atmósfera, y también están comenzando a filtrarse los rayos ultravioletas tipo C, que son lo que ocasionan mayor daño a la salud, por lo que se estima que las enfermedades provocadas por los rayos solares aumenten, especialmente el cáncer de piel. 



LA LEY DE EXPOSICIÓN LABORAL A LOS RAYOS ULTRAVIOLETAS 

Existe una gran parte de la fuerza laboral del Perú que realiza sus actividades al aire libre, ya sea de manera parcial o de forma permanente, pero frecuentemente en condiciones de alta exposición a radiación ultravioleta de origen solar, sin que, en la mayoría de los casos se adopten las medidas de protección adecuadas. Algunas de estas actividades son la minería, construcción, agricultura, forestal, pesca, transporte, fuerzas armadas y de orden, comercio, servicios, etc. 

Cabe resaltar que en el ambiente de trabajo al aire libre se está expuesto a gran cantidad de luz solar donde se puede encontrar la presencia de superficies reflectantes y el uso de sustancias químicas fotosensibilizantes que a la larga puede contraer el cáncer de piel. 

Por ello, es importante concientizar y sensibilizar a las autoridades sobre la promulgación de la ley que obligue a todo empleador a brindar bloqueador solar y elementos de protección personal como gorros, gafas de sol, a sus trabajadores que realicen actividades al aire libre, en condiciones de alta exposición a los rayos solares. 

Las empresas deben brindar las condiciones necesarias para que los trabajadores se desempeñen adecuadamente en su trabajo, de lo contrario, podría afectar en varios aspectos como: la reducción de la capacidad de concentración o hasta que éstos puedan generar un cáncer de piel.

[Fuente: Liga Peruana Contra el Cáncer ]