¿Qué sabemos de las vitaminas?

El término vitamina procede del latín VITA = vida y del término AMINA que indica un compuesto nitrogenado contenido en los alimentos.Conozcamos más de estos compuestos esenciales para nuestra vida.

DePeru.com | 9490 lecturas.



La principal función de las vitaminas es la regulación de funciones bioquímicas en nuestro organismo.


Las vitaminas comparten algunas características generales como por ejemplo: Por lo general son de origen vegetal y son esenciales, es decir el hombre y los animales no las sintetizan y si lo hacen  es en cantidades muy bajas que no cubren las necesidades del organismo en condiciones normales.


Las vitaminas son sustancias orgánicas relativamente sencillas, la mayoría son compuestos que se alteran con facilidad y no resisten bien los cambios de temperatura, suelen ser coenzimas o componentes de coenzimas indispensables para la vida.


Una característica importante de resaltar, es que los seres vivos requieren de pequeñas cantidades diarias y cualquier modificación de estos límites origina problemas metabólicos.
Las vitaminas no sirven como combustible, pues el organismo no las utiliza para obtener energía mediante su oxidación por lo tanto, no nos dan energía, como suelen sugerir algunas propagandas poco adecuadas.


Algunas vitaminas tienen propiedades específicas que resaltan su labor como la vitamina C que interviene en la formación de colágeno, la vitamina D que contribuye a la configuración del hueso, algunas vitaminas del complejo B (B6, B12 y acido fólico) que participan en la formación y maduración de los glóbulos rojos.


La biodisponibilidad de las vitaminas depende del proceso que haya tenido el alimento, el tiempo de cocción, la temperatura de cocción, la exposición a la luz, al aire, etc.
Las vitaminas se clasifican en dos grandes grupos: hidrosolubles (solubles en agua) y liposolubles (solubles en grasa).


Las vitaminas hidrosolubles se absorben fácilmente a través de la membrana intestinal, no suelen almacenarse a excepción de la vitamina B12, se excretan por la orina, la mayoría actúan como coenzimas en el metabolismo energético y son relativamente inocuas.


Las vitaminas liposolubles se absorben por medio de las sales biliares, pueden almacenarse en el tejido adiposo e hígado, se excretan por las heces, y en grandes cantidades pueden resultar tóxicas.


Pero así como hay vitaminas existen las antivitaminas. Las antivitaminas son sustancias que se encuentran en los alimentos de forma natural y que por su estructura química análoga a las vitaminas, inhiben la acción de éstas hidrolizándolas o formando complejos que las  vuelve inoperantes.


Un ejemplo de estas sustancias es la avidina (conocida como antibiotina y sensible al calor) que inhibe a la acción de la biotina de la clara de huevo. Se inactiva cociendo la clara del huevo. La tiaminasa es una enzima que se encuentra en el pescado crudo, en el té y en el café. Esta sustancia inhibe la  vitamina B1 o tiamina.


Otras sustancias o la ingesta de fármacos pueden también alterar la acción de las vitaminas. El tabaco reduce la vitamina C, el alcohol limita considerablemente los efectos de las vitaminas del complejo B, los anticonceptivos orales interaccionan con vitaminas como la riboflavina, C, A, B6 y B12.


La mejor fuente de vitaminas son los alimentos naturales. Si va a tomar suplementos vitamínicos que son aconsejables solo en ciertas circunstancias siempre consulte con su médico.