Antes de iniciar un tratamiento con Carboxiterapia se precisa de una evaluación médica

Carboxiterapia como cualquier procedimiento médico tiene indicaciones precisas además de contraindicaciones y éstas deben ser bien aclaradas antes de iniciar cualquier tipo de tratamiento.

DePeru.com | 24242 lecturas.


Autor del Artículo

Dra. Martha Paola Arellano Salazar

CMP 36247 / 24251


La primera consulta médica es primordial para iniciar un tratamiento sea por cuestión médica o estética. En la primera consulta debe elaborarse una Historia Clínica al paciente en la que se recolecten los datos de antecedentes de enfermedades personales y familiares, alergias, enfermedades actuales, medicación que esté recibiendo, cirugías anteriores o programadas, incluso tratamientos estéticos realizados.

En las mujeres es importante la fecha del último período menstrual o fecha de inicio de la última regla, pues debemos tener en cuenta que el embarazo es una contraindicación para realizarse Carboxiterapia, por lo tanto si hubiera algún desfase en los períodos menstruales es preciso hacer un examen para descartar embarazo antes de iniciar Carboxiterapia y en general cualquier tratamiento estético. El recopilar este dato parece simple pero nos puede ahorrar muchos dolores de cabeza después en caso haya un embarazo inesperado.

Otro punto importante son los tratamientos realizados anteriormente. Es muy diferente trabajar por ejemplo, un abdomen con grasa localizada que no ha tenido tratamientos previos, a un abdomen que ha sido sometido a lipoescultura o a mesoterapia, pues en estos casos además de la grasa localizada tenemos presencia de fibrosis por lo tanto, la técnica de trabajo y la dosis tendrán que ser diferentes, además del número de sesiones requeridas.  En cuanto a rostros es elemental saber si la piel de la cara ha sido previamente sometida a procedimientos con LASER o con ácidos, o si se ha colocado algún tipo de relleno pues esto va a variar nuestro tratamiento.

En la historia clínica de la primera consulta deberían consignarse los hábitos alimentarios así como el hábito de entrenamiento físico del paciente. Es diferente tratar a una persona con una alimentación balanceada y con entrenamiento físico permanente a una persona sedentaria y con malos hábitos alimentarios.

Las enfermedades previas como infecciones, Diabetes mellitus, Hipertensión arterial, glaucoma, insuficiencia hepática, insuficiencia renal, insuficiencia cardíaca o insuficiencia respiratoria deben ser consignadas en la historia clínica. El médico además deberá hacer un examen físico básico con el fin de determinar si el paciente está en las condiciones adecuadas para hacerse el tratamiento con Carboxiterapia.

Es primordial consignar el uso de medicamentos, la acetazolamida por ejemplo, es un medicamento que se usa para el glaucoma y que inhibe la anhidrasa carbónica que es la enzima que está en la hemoglobina y es la responsable del intercambio entre oxígeno y dióxido de carbono en las células y en el aparato respiratorio, por lo tanto el uso por vía oral de este medicamento contraindica el realizarse Carboxiterapia. Otro antecedente a tener en cuenta antes de iniciar terapia con dióxido de carbono es el uso de anticoagulantes, es decir medicamentos que alteran la coagulación de la sangre, en este caso cualquier  tipo de inyección, incluso la subcutánea, está contraindicada.

La primera evaluación médica es fundamental para valorar cuál realmente es el problema que le aqueja, determinar cuáles son los factores responsables del problema y plantear una solución para combatirlos si la hubiera, hacer un diagnóstico de acuerdo a la valoración realizada, y trazar un plan de trabajo para mejorar su salud. En algunos casos se requerirá algunos exámenes auxiliares como un hemograma, o un examen de embarazo o una evaluación más especializada (cardiología, neumología, neurología) según sea el problema hallado; antes de iniciar el tratamiento.

Recuerde que la belleza es salud y siempre antes de realizarse cualquier procedimiento estético pida la evaluación de un médico para saber si su salud es adecuada. Si usted está sano por dentro lo reflejará por fuera.