Actividad Física para mejorar la Calidad de Vida de las Personas

La organización mundial de la salud define la actividad física como cualquier movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos que exija gasto de energía.

DePeru.com | 25162 lecturas.




Un nivel adecuado de actividad física regular reduce el riesgo de hipertensión, cardiopatía coronaria, accidente cerebrovascular, diabetes, cáncer de mama y de colon, depresión y caídas, mejora la salud ósea y funcional, y es un determinante clave del gasto energético, y es por tanto fundamental para el equilibrio calórico y el control del peso.

Todas las personas mayores de dos años deben acumular por lo menos 30 minutos de actividad física aeróbica, de intensidad moderada, preferiblemente todos los días de la semana. Beneficios adicionales se observarán si se realiza más tiempo de actividad física con mayor intensidad. Se deben realizar además actividades de resistencia por lo menos dos veces por semana usando grupos musculares grandes (brazos, tronco, piernas, hombros), de ocho a diez ejercicios y en una o dos series de ocho a doce repeticiones.

Los sujetos con enfermedad coronaria, diabetes u otras enfermedades crónicas deben ser evaluados previamente al inicio de un programa de entrenamiento por un médico del deporte. De la misma forma, se recomienda evaluación para pacientes hombres sedentarios mayores de 40 años, mujeres mayores de 50 años y sujetos con factores de riesgo para enfermedades crónicas.

Efectos del ejercicio a nivel laboral

El sitio de trabajo es reconocido como un lugar prioritario para la promoción de salud de acuerdo con la OMS. Se estima que el 65% de la población con edad superior a 15 años trabaja y de éstos, el 68.5% es sedentario o realiza actividad física de intensidad leve. Investigaciones recientes estiman que en el sitio de trabajo, los programas de salud generan una disminución del 25.3% en ausentismo, 40.7% en compensación laboral, 24.2% en costos por manejo de discapacidad y un ahorro de $5.8 por cada dólar invertido en programas de bienestar.

La evidencia es suficientemente fuerte en cuanto a:

  • Los adultos que duran menos tiempo sentados durante el día, tienen menor riesgo de muerte especialmente por enfermedades cardiovasculares.
  • A pesar del tiempo total que una persona permanece sentada, las interrupciones con movimiento pueden ayudar a disminuir los factores de riesgo para desarrollo de enfermedad coronaria o diabetes.
  • Los estudios muestran que pequeñas interrupciones con intensidad física leve (pararse para caminar), ofrece beneficios significativos y debe ser estimulada en los sitios de trabajo.
  • Se recomienda levantarse del puesto de trabajo 2 minutos cada media hora o por lo menos 2 a 4 minutos cada hora.

Recomendaciones para la disminución del riesgo de lesión con la actividad física

Se recomienda realizar una evaluación médica previa al inicio de la práctica del ejercicio para determinar factores de riesgo que pueden generar lesiones. Es especialmente recomendable para sujetos mayores de 40 años y que no sean activos de forma regular. El ejercicio regular evita las lesiones al mantener una buena condición física. Se recomienda aumentar las la intensidad de forma progresiva al iniciar un programa de entrenamiento o luego de una suspensión prolongada del entrenamiento.

Use un equipo apropiado y con la ropa adecuada, evite insolarse y protéjase del frío. Proteja su piel de la radiación, hidrátese adecuadamente con agua antes, durante y después del ejercicio; evite entrenar si esta con fatiga muscular o dolor; no se ejercite si ha estado bebiendo alcohol o si ha tomado drogas alucinógenas; caliente antes de iniciar un ejercicio para relajar los músculos, aumentar el flujo sanguíneo y preparar su cuerpo para el ejercicio.

Fuente: Leonel Lozano, Deportólogo del Club Médico Deportivo Bodytech.