Desde Milán (AFP)

Los íconos del diseño italiano recuperan su esplendor en Milán

Arraigados en el imaginario colectivo, los íconos creados por grandes maestros del diseño italiano como Gio Ponti, Ettore Sottsass o Mario Bellini encontraron una nueva vida gracias a las reediciones de sus piezas de época, omnipresentes en el Salón del Mueble de Milán.

Italie,design,industrie,meubles,salon,distribution,luxe
El sofá Bocca concebido en 1971 es expuesto por la marca Gufram en el Palazzo Litta de Milán, el 15 de abril de 2024 - AFP/AFP
Anterior Siguiente
Síguenos en Google News

Arraigados en el imaginario colectivo, los íconos creados por grandes maestros del diseño italiano como Gio Ponti, Ettore Sottsass o Mario Bellini encontraron una nueva vida gracias a las reediciones de sus piezas de época, omnipresentes en el Salón del mueble de Milán.

Salvatore Licitra, nieto de Gio Ponti (1891-1979), desliza delicadamente su mano por el canapé de cuero verde bautizado Due Foglie (dos hojas) debido a su sinuosa forma curvada, concebido en 1957 por el célebre diseñador y revisitado por el grupo Molteni.

Algo más lejos, en el mismo puesto de exhibición, encuentra emocionado otra de las piezas icónicas de Ponti, el sillón Continuum de 1963, cuyo armazón, moldeado en caña de ratán, dibuja una línea continua que se va curvando, dándole forma.

Un mueble que le recuerda a su infancia, pues estaba en la entrada del estudio de su abuelo, en Milán, cuenta Licitra.

noticia
Un visitante pasea por la exposición Re/Creation organizada por Lasvit en el marco de la Semana del Diseño en el Palazzo Isimbardi de Milán, el 15 de abril de 2024 (AFP/AFP)

"Estoy contento de que se redescubra un patrimonio que no era muy conocido porque en esa época no había ninguna red de distribución. Ahora, estos muebles caídos en el olvido vuelven a existir, tienen un nombre, una historia", dice Licitra, de 71 años.

"Para Ponti, el mobiliario tenía su dignidad, como si fuera una escultura, tenía su propia vida y era libre, como una obra de arte", dice el orgulloso nieto, que gestiona con pasión y minuciosidad los archivos de su ilustre abuelo.

Las obras de Gio Ponti, que buscaba a la vez "la funcionalidad y la belleza", son muy apreciadas por los japoneses, que "todavía me preguntan dónde se encuentra su tumba para visitarla", explica.

- Objetos de culto de Memphis -

En un registro totalmente distinto, el Grupo Memphis, un movimiento efímero de diseño radical y anticonformista creado en 1981 por Ettore Sottsass, también vuelve a la actualidad.

Disuelto poco después de la marcha de su fundador en 1985, este grupo rompió los códigos burgueses de la época con objetos de estética pop y formas geométricas que rayaban lo "kitsch".

"El mundo vive días grises y de guerras, y la gente busca serenarse comprando productos que le diviertan", explica Charley Vezza, consejero delegado de la firma Italian Radical Design, que agrupa las marcas Memphis Milano, Gufram y Meritalia.

"Nadie ha tirado nunca de un mueble de Memphis. Tiene un cierto valor, es un objeto de culto que se revende en subastas", asegura este empresario de 37 años.

La mítica biblioteca Carlton de Ettore Sottsass, una pieza surrealista con aspecto de tótem creada en 1981 contra toda idea de funcionalidad, vale ahora más de 15.000 euros (16.000 dólares).

La marca Gufram ha reeditado una serie limitada de Cactus, un perchero verde y lúdico con la forma de esta planta inventado en 1972 por Guido Drocco y Franco Mello, en colores violeta, azul y rojo.

Y Meritalia, del mismo grupo, relanzó la producción de las obras del visionario diseñador Gaetano Pesce, fallecido este mes a los 84 años. Entre ellas, el sofá lúdico y modulable La Michetta, inspirado en un tipo de pan milanés.

- Una historia que contar -

"Las reediciones aportan cierto consuelo psicológico [a los compradores] por el vínculo con las raíces del pasado, pero también por el valor económico que adquieren a lo largo del tiempo", comenta Maria Porro, presidenta del Salón del Mueble.

Las paredes del puesto de exposición de Tacchini están decoradas con fotografías de maestros del diseño y de sus obras, con pequeñas notas que explican su historia.

Hija del fundador de la empresa familiar y ahora su directora general, Giusi Tacchini no esconde su pasión por estos diseños icónicos.

"Buscamos piezas del pasado que tengan una historia que contar. No son siempre de creadores famosos, sino también de diseñadores desconocidos o poco conocidos", explica.

"Son productos que no siguen las modas del momento, grandes clásicos que nos gustan ahora y que seguirán siendo bonitos en diez, veinte o cincuenta años".

El sofá Le Mura, creado en 1972 por el célebre diseñador Mario Bellini, de 89 años, fue reeditado en 2022 usando nuevos materiales y revestimientos, pero respetando el original.

El "Le Mura fue elegido por sus líneas puras y su carácter", explica Tacchini. "Es una mezcla perfecta de intemporalidad y de sensualidad que, para nosotros, supone el éxito de un producto".




Este sitio usa imágenes de Depositphotos