Desde Washington (AFP)

La guerra comercial entre EEUU y China entra en una nueva fase

El presidente estadounidense Donald Trump sacudió este lunes una de las mayores relaciones comerciales del mundo al anunciar aranceles sobre importaciones desde China por un valor de 200.000 millones de dólares.

US, China, trade, tariff, dispute
As of Thursday, the United States is charging 25-percent import duties on an additional $16 billion in Chinese products - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

El presidente estadounidense Donald Trump sacudió este lunes una de las mayores relaciones comerciales del mundo al anunciar aranceles sobre importaciones desde China por un valor de 200.000 millones de dólares.

Con los 50.000 millones de dólares en aranceles ya vigentes, casi la mitad de los bienes que Estados Unidos compra a China estarán gravados.

Los efectos planean sobre todo el tejido industrial, desde el sector manufacturero hasta las empresas textiles, el comercio minorista y también la agricultura.

Por su parte China, que es el tercer mercado para las exportaciones estadounidenses, ha prometido retaliaciones con aranceles por otros 60.000 millones de dólares para las importaciones desde Estados Unidos, con lo cual un 80% de las ventas estadounidenses a China serían afectadas por tarifas.

A continuación un detalle de los productos afectados.

- Patear el tablero -

Trump asegura que su agresiva política es una forma de presionar a Pekín para que cambie políticas que permiten el robo de tecnología estadounidense y debilitan a los productores de su país.

Trump comenzó en julio y agosto con una serie de aranceles por 50.000 millones de dólares que afectaron a los componentes aeronaúticos, discos duros, maquinaria y equipamiento óptico y tecnología médica, además de coches, que según Washington se beneficiaban de prácticas comerciales injustas.

Pero el anuncio de este lunes mueve el tablero en una magnitud diferente. Según una lista preliminar publicada en julio, ahora el gobierno apunta a 8.400 millones de dólares en plásticos, 64.800 millones en maquinaria eléctrica, 55.100 millones en electrodomésticos y 25.800 millones en muebles, además de afectar a productos como el marisco y la carne.



- China responde -

Pekín acusó a Estados Unidos de iniciar la "mayor guerra comercial de la historia de la economía". En retaliación, China anunció en julio la imposición de aranceles a los productos agrícolas y los coches.

Las medidas afectaron a los automóviles, los vehículos eléctricos híbridos y los todoterreno y, por supuesto, las motocicletas, incluida la icónica Harley Davidson.

El ítem más doloroso para Estados Unidos fue quizás el impuesto a los granos de soja, pues China es un mercado clave para los agricultores estadounidenses que el año pasado vendieron al país asiático 14.000 millones de dólares.

- 6.000 mensajes -

A 50 días de las cruciales legislativas de mitad de mandato, muchos de los republicanos están incómodos con la guerra comercial de Trump, que ha sido cuestionada por figuras importantes dentro de su propio partido.

Este lunes, las autoridades estadounidenses dijeron que son conscientes de las necesidades de las empresas estadounidenses de encontrar sustitutos para sus proveedores ante la entrada en vigor de los aranceles, por ello la puesta en marcha escalonada.

Además precisaron que la lista inicial anunciada en julio fue recortada en 300 ítemes, tomando en cuenta los 6.000 mensajes enviados por consumidores y empresas.

Entre los productos excluidos de los nuevos aranceles están dispositivos electrónicos como relojes inteligentes y aparatos de bluetooth, productos para niños como las sillas de coche y alzadores, así como algunos bienes relacionados con la salud como los cascos de bicicleta, los guantes de plástico y de caucho y el papel sanitario de uso hospitalario, indicaron las autoridades.

#Us #China #Trade #Tariff #Dispute


Te puede interesar


Desde el Calendario en este día

  • calendario
    Don José de San Martín establece la primera bandera del Perú
  • calendario


     

    Esta creación se dio como motivo del primer centenario de la Revolución Emancipadora de Huánuco y en aquella oportunidad, se creó esta provincia compuesta por los distritos de Ambo, Huácar, San Rafael y Cayna.

    Ambo es la capital de la provincia del mismo nombre, que se encuentra situada en en centro de ésta a 23 kilómetros de la ciudad de Huánuco. Es considerado como un punto de enlace entre la sierra y la selva.

    Es una provincia que tiene como límites a la provincia de Huánuco al norte, al esta con la provincia de Pachitea, al sur con el departamento de Pasco y al oeste con la provincia de Lauricocha.