Desde Madrid (AFP)

España busca la salida del túnel con ambicioso plan de vacunación anticovid

Tras ocho meses de zozobra y más de 42.000 muertos, el gobierno español arrojó un rayo de luz este viernes, anunciando un ambicioso plan de vacunación contra el covid-19 en el primer semestre de 2021.

España, salud, virus, epidemia, vacunas
El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, durante una rueda de prensa en el museo Wurth en Agoncillo, España, el 20 de noviembre de 2020 - AFP/LA MONCLOA/AFP
Anterior Siguiente

Tras ocho meses de zozobra y más de 42.000 muertos, el gobierno español arrojó un rayo de luz este viernes, anunciando un ambicioso plan de vacunación contra el covid-19 en el primer semestre de 2021.

"Nuestras previsiones son, en casi cualquier escenario razonable, que una parte muy sustancial de la población española podrá estar vacunada, con todas las garantías, a lo largo del primer semestre" de 2021, dijo el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, en un acto en la región de La Rioja (norte).

Cuando lo peor de la segunda ola del virus parece estar quedando atrás, el líder socialista aseveró que España "será el primer país de la Unión Europea, junto con Alemania, en tener un plan completo de vacunación".

Los detalles del plan, en el que las autoridades han estado "trabajando desde el mes de septiembre", se presentarán el martes próximo en consejo de ministros, dijo también Sánchez, aseverando que "España cuenta con una gran cadena logística" para la distribución de las futuras vacunas.

noticia
Frascos con pegatinas de la vacuna Covid-19 y jeringas con el logo de la compañía farmacéutica estadounidense Pfizer y su socio alemán BioNTech, el 17 de noviembre de 2020 (AFP/AFP/Archivos)

El dirigente hizo estas declaraciones cuando se multiplican los anuncios prometedores sobre la pronta comercialización de esas ansiadas vacunas.

Este miércoles, la Agencia Española del Medicamento (AEMPS) autorizó el inicio de la última fase del ensayo clínico de una vacuna en dos dosis del grupo estadounidense Johnson & Johnson, que también se llevará a cabo en otros ocho países.

Y hace un mes, el gobierno español autorizó la futura adquisición de 31,5 millones de dosis de la vacuna desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford, como parte de un acuerdo de compra de la Comisión Europea con esta empresa farmacéutica, que prevé 300 millones de dosis para el conjunto del bloque.

El ejecutivo de Sánchez está también pendiente de Pfizer y BioNTech, quienes anunciaron que este mismo viernes pedirán autorización en Estados Unidos para comercializar su vacuna contra el covid-19, que cuenta, según adelantaron, con una eficacia del 95%.

- "No estamos como en los peores momentos" -

España ha sido desde el inicio uno de los países más castigados de Europa, con 1,5 millones de casos diagnosticados y más de 42.000 muertos hasta la fecha.

A la crisis sanitaria se ha añadido la económica. Sectores clave como el turismo y la restauración se han visto devastados, y el FMI prevé aquí una de las caídas más fuertes del PIB entre los países occidentales, un 12,8% en 2020.

Las medidas de contención del virus siguen siendo drásticas, aunque a diferencia de otros vecinos europeos, España ha logrado evitar un segundo confinamiento domiciliario como el de la primera ola, en primavera.

En toda España, salvo las islas Canarias, rige un toque de queda nocturno, y en algunas zonas los vecinos no pueden salir de su municipio salvo por razones justificadas como ir al médico, ir a trabajar, o atender a personas dependientes.

Las restricciones sociales parecen dar fruto, y a la vista del retroceso generalizado de la incidencia del virus en gran parte del país, el ministerio de Sanidad habla de una tendencia "favorable".

Gracias a esa evolución, el lunes próximo la región de Cataluña reabrirá con horarios y aforos limitados los bares y los restaurantes, que desde el 16 de octubre estaban cerrados y sólo podían servir a domicilio.

Aunque la presión sobre las urgencias sigue siendo "importante" y "todavía no podemos confiarnos en absoluto", como dijo este jueves el epidemiólogo en jefe del ministerio de Sanidad, Fernando Simón, los profesionales sanitarios describen una situación mucho menos extrema que en primavera.

"Aquello era tremendo, aquello era la guerra, ahora no tiene nada que ver", dijo recientemente a AFP Enrique Sánchez, del servicio de urgencias médicas de Madrid (SUMMA).

Y es que ahora se ven más "casos leves" de covid, y a diferencia de la primavera, cuando faltaban mascarillas y otros elementos de protección, "no nos falta material", dijo.

"No estamos como en los peores momentos (de la primera ola), la situación es estable", abundó Víctor Escudero, portavoz del SUMMA, precisando que "no hay tanto paciente crítico en domicilios como en la primera ola".

#España #Salud #Virus #Epidemia #Vacunas


Te puede interesar


Quantcast