HIERRO 3

BIN-JIP

Género: Drama


95 minutos

Sinopsis:

Tae-suk (Jae Hee), un indigente, lleva una vida es-pectral. Ocupa temporalmente viviendas cuyos habitantes sabe que están ausentes. Nunca roba ni ocasiona daños en los hogares de sus involun-tarios anfitriones. En realidad, es una especie de fantasma que duerme en camas ajenas, come algo de las neveras de esos extraños y retribuye su forzada hospitalidad haciendo la colada o arreglando alguna que otra avería doméstica. Sunhwa (Lee Seung-yeon), que en tiempos fue una hermosa modelo, se ha visto convertida en una sombra viviente por un marido que la maltrata, encerrándola en una casa ostentosa. El destino cruza los caminos de Tae-suk y Sun-hwa, aunque sus existencias están abocadas a no dejar huella en el mundo. Se conocen cuando Tae-suk entre en casa de Sun-hwa, y en seguida saben que son almas gemelas. Como si estuvieran unidos por vínculos invisibles, descubren que no pueden separarse y aceptan en silencio su nuevo y extraño destino. CÓMO SE HIZO "HIERRO 3" Comentarios del director Kim Ki-duk © 2004 Alta Films ¿Por qué "Hierro 3"? «La idea se me ocurrió en octubre del año pasado. Estaba quitando un folleto que estaba pegado en la cerradura de la puerta de mi casa cuando de pronto se me ocurrió que todas las casas que tenían esa publicidad intacta durante varios días debían de estar vacías. La imagen de una casa vacía en la que no entra nadie me llevó a la historia de una persona muy solitaria, aislada de los demás, y decidí hacer una película acerca de un hombre que entra en ella y colma ese vacío con calidez. El título internacional de esta película es HIERRO 3. La gente que juega al golf sabe que hierro 3 es el palo menos usado. Imaginémonos un hierro 3 en una cara bolsa de golf de piel, pero que se usa muy pocas veces, con otra imagen en paralelo, la de una persona abandonada o la de una casa vacía. Al mismo tiempo, Tae-suk utiliza un hierro 3 como herramienta para rescatar a Sun-hwa, y eso también significa un cambio lleno de esperanza.» La casa vacía «Salgo de mi casa. Mientras estoy fuera, alguien entra en mi casa vacía y se instala en ella. Come la comida de mi frigorífico, duerme en mi cama, mira mi televisor. Quizá porque se siente culpable, arregla mi despertador roto, lava la ropa, lo ordena todo y luego desaparece. Como si nadie hubiera estado allí... Un día entro en una casa vacía. Parece que nunca haya estado nadie, así que me desnudo, me baño, preparo la comida, lavo la ropa, arreglo una báscula de baño y juego al golf en el jardín de la casa. En la casa hay una mujer desanimada, asustada y herida, que no sale nunca y que llora. Le muestro mi soledad. Nos entendemos sin decir ni una palabra, nos vamos sin decir ni una palabra. Mientras elegimos una casa en que vivir, nos sentimos cada vez más libres. En el momento en que parece que nuestra sed de libertad se ha aplacado, nos quedamos atrapados en una casa oscura. Uno de los dos se queda en una casa hecha de nostalgia. El otro aprende a convertirse en un fantasma para esconderse en el mundo de la nostalgia. Ahora que soy un fantasma, ya no siento deseos de buscar una casa vacía. Ahora me siento libre de ir a la casa en la que vive mi amada y besarla. Nadie sabe que estoy allí. Excepto la persona que me espera... Siempre llega alguien para la persona que espera... Llega, seguro... hasta para la persona que espera... Este día del año 2004, alguien abrirá el candado que bloquea mi puerta y me liberará. Confiaré ciegamente en esa persona y la seguiré a donde sea sin que me importe lo que pueda suceder... Hacia un nuevo destino... Es difícil saber si el mundo en que vivimos es sueño o realidad.» COMENTARIO Hay películas sobre las que resulta difícil contar su historia, porque no existe o es mínima. És-ta es una de ellas, pues parece realizada para ser contemplada, admi-rada y reflexionada... pero no contada; por otra parte, su carácter am-biguo y fuertemente metafórico propicia las más variadas interpretacio-nes, que no conviene cercenar. Desde el inicio, en la película se juega con las sensaciones de los protagonis-tas, que se turban al intuir la presencia de alguien en las estancias cerradas; del mismo modo, vemos a los dos jóvenes que viven como fantasmas que deambu-lan por un mundo en el que realmente no habitan. De ahí el afán de Tae-suk por re-tratarse junto a personas que aparecen en las fotografías que decoran las casas visitadas: es una manera de apropiarse de unas vidas desconocidas, de llenar su vacío existencial; no busca riquezas ni bienes materiales, pues nunca se apro-pia de nada y su moto deja ver su posi-ción acomodada; sólo necesita compañía y afecto, tener la sensación de que su vida importa a alguien. Esa vaciedad y soledad, esa bús-queda de algo que no se ve, y esa intuición de que no estamos solos son sensaciones que los actores logran transmitir al espec-tador con sus miradas frías y vacías, sin necesidad de mediar pala-bra; sus interpretaciones son sobrias pero expresivas, y trasmiten todo el escepticismo y pesimismo que el mismo Kim Ki-duk refleja en el resto de su obra; el director se defiende argumentando que pretende mostrar lo que ocurre en las relaciones humanas, y que sólo recoge la crueldad que la vida encierra. Visión fatalista, pues, de la realidad aun-que al final se intuya una vaga esperanza con un desenlace que sabe más a sucedáneo que a otra cosa, y donde los rótulos vienen a decir-nos que muchas veces los sueños son más felices que la realidad, y que es preferible evadirse de ésta viviendo como espectros. El director coreano no abandona su minimalista puesta en escena ni el carácter críptico y simbólico de su anterior producción: casas va-cías, personas solitarias, un palo de golf apenas usado –el hierro 3, de ahí el título– son símiles utilizados para hablar de la soledad; y preci-samente, será el joven Tae-suk (en el fondo, un hierro 3) quien aporte la calidez necesaria a esas casas deshabitadas, quien rescate de la soledad a una mujer abandonada y sin afectos. Apenas hay diálo-gos, y hasta éstos se podrían suprimir porque Kim Ki-duk habla con la cámara, a la que dota de lirismo para captar sensaciones y fuerza con el fin de recoger los dramas interiores de unos per-sonajes desarraigados de la sociedad, aislados de un mundo que les ignora, inmersos en un vacío existencial. Precisamente el silencio se convierte en el mejor aliado para que se entiendan y amen dos al-mas que sufren, mientras que los diálogos de quienes no quieren es-cuchar no conducen más que a la confusión y a la deshumanización; esto es lo que sucede en la escena de la comisaría, ante la acusación injusta que no merece ni una sola palabra de autodefensa de los acu-sados, conscientes de su inutilidad. Se trata de una película rica en contenidos, profunda en su análisis de la sociedad moderna, de factura fresca y muy cinematográfica, aun-que sólo aconsejable para un público –quizá minoritario– que esté dis-puesto a recrearse en la poesía de las escenas o a reflexionar en sus mensajes.


Cines
Título original
BIN-JIP
Título en Español
HIERRO 3
Año
2004
País
Corea del Sur
Duración
95 minutos
Casa Productora
Clasificación
Sin Clasificar
Género
Drama
Sitio Web
Protagonistas
Seung-yeon Lee ... Sun-hwa
Hyun-kyoon Lee ... Tae-suk (as Hee Jae)
Hyuk-ho Kwon ... Min-gyu (husband)
Jeong-ho Choi ... Jailor
Ju-seok Lee ... Son of Old Man
Mi-suk Lee ... Daughter-in-law of Old Man
Sung-hyuk Moon ... Sung-hyuk
Jee-ah Park ... Jee-ah
Jae-yong Jang ... Hyun-soo
Dah-hae Lee ... Ji-eun
Han Kim ... Man in Studio
Se-jin Park ... Woman in Studio
Dong-jin Park ... Detective Lee
Jong-su Lee ... Man who Came Back from Family Trip
Ui-soo Lee ... Woman who Came Back from Family Trip
Dirigida por
Kim Ki-duk
Productor
Kim Ki-duk
Guión
Kim Ki-duk
Premios
Chlotrudis Awards
2006 Nominated Chlotrudis Award Best Director
Ki-duk Kim
Best Original Screenplay
Ki-duk Kim

David di Donatello Awards
2005 Nominated David Best Foreign Film (Miglior Film Straniero)
Ki-duk Kim

European Film Awards
2004 Nominated Screen International Award
Ki-duk Kim
Korea/Japan.

Italian National Syndicate of Film Journalists
2005 Nominated Silver Ribbon Best Director - Foreign Film (Regista del Miglior Film Straniero)
Ki-duk Kim

San Sebastián International Film Festival
2005 Won FIPRESCI Film of the Year
Ki-duk Kim

Valladolid International Film Festival
2004 Won Golden Spike
Ki-duk Kim
Unanimously.

Venice Film Festival
2004 Won FIPRESCI Prize Competition
Ki-duk Kim
Little Golden Lion
Ki-duk Kim
SIGNIS Award - Honorable Mention
Ki-duk Kim
Special Director's Award
Ki-duk Kim
Nominated Golden Lion
Ki-duk Kim



Otras películas »