Dieta rápida para dejar de fumar

El cigarrillo al mezclarse con los lácteos, las frutas, los vegetales y las carnes dan mal sabor a la boca. Tomar la decisión de dejar de fumar para muchas personas implica más que un esfuerzo, un cambio de vida, que afecta no solamente el deseo de fumarse un cigarrillo, sino también la manera de socializar con algunos grupos.


Lectura .
Anterior Siguiente

fumar


Sin lugar a dudas, uno de los factores que desanima al fumador a dejar la adicción, es el alza del peso ya que se ha comprobado que la ansiedad que presenta el paciente, provocada por la ausencia de nicotina en el organismo, tiende a incrementar el apetito del futuro ex-fumador.

De acuerdo con el Dr. Juan Manuel Luna, Representante Médico de Johnson & Johnson. “La utilización de un tratamiento de cesación como la Terapia de Reemplazo de Nicotina ayudará al paciente a disminuir sus niveles de ansiedad y posteriormente al total abandono de la adicción”.

“Asimismo, apoyar tratamientos como este con una dieta baja en calorías y rica en alimentos que brinden nutrientes y a la vez no sobre estimulen al paciente aumentando la ansiedad, brinda un gran soporte al fumador en rehabilitación”, agregó El Dr. Luna.

Según las estadísticas, el 60% de los ex fumadores, aumentan una media de 5-6 kilos durante el proceso de dejar de fumar. Esto se debe básicamente a tres cosas:

La repentina falta de nicotina en el cuerpo humano disminuye la secreción de adrenalina lo que provoca un menor gasto calórico que vuelve más lentos los procesos de lipólisis (destrucción de la grasa), así como del metabolismo basal.

Al dejar de fumar deja de haber Nicotina en el cerebro y por lo tanto, no se libera Serotonina, la cual disminuye el apetito.

Por otra parte, hay que considerar que existen aspectos psicológicos como la ansiedad que a su vez influyen. Es tan sencillo como que la ansiedad que nos produce el hecho de no poder fumar, hace que busquemos sustituir el cigarrillo por comida. Esto hace que comamos más veces y en mayor cantidad.

Sin embargo, el aumento de peso puede evitarse con una dieta baja en calorías y rica en vegetales y frutas. Para estos casos se recomienda beber infusiones de plantas como la Hierba de San Juan, la Valeriana, la Verbena, la Melisa, el Lúpulo y la Pasionaria. Además de incluir una rutina de ejercicios, actividades que le permitirán dejar de fumar con menos tensión.

La Terapia de Reemplazo de Nicotina en su presentación de goma de mascar es ideal para quienes aumentan de peso al dejar de fumar, porque sustituye la gratificación oral que produce el cigarrillo, al tener algo en la boca.

Por otro lado, un estudio realizado por el Doctor Joseph McClernon de la Universidad de Duke en Dirham Estados Unidos, a 209 fumadores, comprobó que algunos alimentos aumentan el sabor agradable del cigarrillo mientras que otros realzan o empeoran el sabor del tabaco.

Los alimentos que hacen empeorar o realzar el sabor del tabaco son los lácteos (leche o quesos) en un 19 %, las bebidas sin cafeína (agua o zumos) en un 14 %, las frutas y los vegetales en un 16%.  Estos alimentos reiteradamente fueron nombrados por los encuestados como protagonistas del empeoramiento del sabor del cigarrillo.

Mientras que el 44% de los participantes afirmaron que cuando fuman, las bebidas alcohólicas hacen más agradable su sabor, el 45% de los encuestados consideró que mezclar el cigarrillo con bebidas con cafeína (té, bebida de cola o café) también le mejoran su sabor y el 11% consideró que la carne era ideal para agradar al paladar al mezclarse con el cigarrillo.

El Dr. McClernon afirma que "Con pequeñas modificaciones en la dieta, consumiendo productos que empeoran el sabor del cigarrillo, como la leche o un vaso de agua fría, y evitando los que realzan su sabor, como la cerveza, los fumadores podrían dejar de fumar mucho más rápida y fácilmente". De tal manera que la comida se convierta en un aliado para dejar este hábito.

Una vez pasadas las primeras tres o seis semanas se podría retomar progresivamente el consumo moderado de los productos que realzan el sabor del cigarrillo, aunque en cantidades moderadas.

Dieta antitabaco

  • Aumenta el consumo de alimentos con vitamina C, ya que esta vitamina tiene efectos antioxidantes y depurativos. Además de los cítricos, esta vitamina se encuentra en el kiwi, las espinacas, el tomate, los pimientos y muchas hortalizas.
  • Aumenta el consumo de alimentos con vitamina B, ya que acelera la eliminación de los niveles de nicotina en el organismo. Puedes tomar germen de trigo y levadura de cerveza.
  • Aumenta el consumo de alimentos con fibra, ya que ayuda a evitar el estreñimiento estimulando el tránsito intestinal que suele verse afectado al dejar el tabaco.
  • Evita cocinar con fritos y grasas, en su lugar apuesta por la plancha, hervidos y ensaladas.
  • Bebe mucha agua (mínimo 2 litros al día).

Aquí una sugerencia de una dieta saludable para toda la semana:

Lunes

  • Desayuno: Zumo de naranja. Cereales con leche o yogurt.
  • Media mañana: Fruta.
  • Almuerzo: Ensalada de pasta y pollo a la plancha. Fruta o yogurt.
  • Merienda: Una infusión / té.
  • Cena: Tomate con orégano, queso fresco y un tostada o tortilla de harina. Una gelatina.

Martes

  • Desayuno: Zumo de naranja. Tostadas con mermelada sin azúcar.
  • Media mañana: Fruta.
  • Almuerzo: Espinacas con ajito y carne a la plancha. Fruta o yogurt.
  • Merienda: Una infusión/Té.
  • Cena: Pescado a la parrilla o asado con verduritas. Un yogurt desnatado.

Miércoles

  • Desayuno: Zumo de naranja. Cereales con leche.
  • Media mañana: Fruta.
  • Almuerzo: Ensalada con lechuga, tomate, maíz y huevo cocido. 2 hamburguesas de pollo (sin pan).  Yogurt.
  • Merienda: Una infusión/té.
  • Cena: Cazuela de vegetales variados. 1 tostada de pan con jamón y tomate.

Jueves

  • Desayuno: Zumo de naranja. Tostadas con aceite y fiambre de pavo.
  • Media mañana: Fruta.
  • Almuerzo: Ensalada de lechuga y cebolla. Patatas, y Ternera a la plancha. 2 kiwis.
  • Merienda: Una infusión.
  • Cena: Pollo asado con ensalada. 1 yogurt.

Viernes

  • Desayuno: Zumo de naranja. Cereales con leche o yogurt.
  • Media mañana: Fruta.
  • Almuerzo: Pimientos rellenos de arroz y carne picada. Ensalada de frutas con yogurt.
  • Merienda: Una infusión/Té.
  • Cena: Pescado al horno con papa asada y pimentón. 1 yogurt.

Sábado

  • Desayuno: Zumo de naranja. Cereales con leche.
  • Media mañana: Fruta.
  • Almuerzo: Guisado de ternera con petit pois y papas. Piña.
  • Merienda: Una infusión/Té.
  • Cena: Brochetas de verduras. Lenguado. Una gelatina.

Domingo

  • Se puede comer lo que se desee y para cenar preparar una buena ensalada variada, un yogurt desnatado y un té.

 




Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos