La Marihuana

La marihuana es hierba que de las hojas desmenuzadas y secas son utilizadas para enrollar y fumar como un cigarrillo o en una pipa. O también son mezcladas en alimentos o inhaladas con vaporizadores.


Lectura .
Anterior Siguiente

marihuana


La marihuana o cannabis es una droga perturbadora (alucinógeno) y su efecto depende de la potencia del delta 9 tetrahidrocanabinol (THC). Es una combinación de hojas, tallos, semillas y flores de la planta conocida cómo cáñamo (cannabis sativa) y puede ser de color verde, café o gris. La planta de Cannabis contiene alrededor de 400 sustancias químicas diferentes, 60 son canabinoides de las cuales la más adictiva es el THC.

Existen más de 200 palabras comunes para llamar a la marihuana: "grifa," "hierba," "pons," "roja," "moño rojo," "scan". Usualmente se fuma como un cigarrillo llamado "pito" o "troncho”. La "sin semilla", el hachís, y el aceite de hachís son las variaciones más potentes de la marihuana. 

Otro modo de consumo no muy frecuente es a través de la ingesta de queques o brownies hechos a base de marihuana. En ese caso es difícil controlar la dosis, incrementando el riesgo de tener sorpresas desagradables.

Mecanismo de acción

Los efectos de la hierba fumada comienzan entre cinco y diez minutos después de su administración duran una y dos horas.

¿Cómo se sabe si alguien ha estado consumiendo marihuana?

La persona se siente mareada, con problemas al caminar, torpeza al caminar y risa sin razón alguna, tiene los ojos rojos e irritados, dificultades para recordar y aumenta su apetito.

Al desaparecer los efectos, después de algunas horas, puede ser que la persona sienta mucho sueño.

Efectos al consumirla

  • Agudización de los sentidos
  • Sensación de bienestar
  • Dificultad para concentrarse
  • Puede producir somnolencia
  • Relajación al inicio y en bajas dosis
  • Sensación de enlentecimiento del tiempo
  • Altera la percepción del tiempo y espacio
  • Enrojecimiento de ojos
  • Aumento del apetito
  • Sequedad de boca y garganta, deshidratación
  • Disminuye el tiempo de reacción
  • Taquicardia
  • Risas inmotivadas y en algunos casos, incontrolables
  • Dificultades para pensar y seguir conversaciones
  • Percepción del aumento de la creatividad

En dosis altas puede resulta difícil conciliar el sueño y en pocas ocasiones se pueden producir alucinaciones visuales.

Efectos de la marihuana a corto plazo

  • Problemas con la memoria y aprendizaje.
  • Percepción distorsionada (visual, auditiva, y del tacto), y del sentido del paso del tiempo.
  • Dificultades para pensar claramente y para resolver problemas.
  • Menor coordinación física.
  • Aumento en la frecuencia cardiaca.
  • Ansiedad y aceleración del corazón.
  • Ataques de pánico.
  • Interfiere en el poder de recordar y aprender nueva información.
  • Retarda los reflejos, lo que puede afectar el desempeño en los deportes y otras actividades físicas favoritas.
  • Hace que algunas personas se sientan deprimidas y nerviosas o que se imaginen que les va a pasar algo.
  • Causa problemas similares a los de fumar tabaco, como la bronquitis y las infecciones pulmonares; contiene muchas sustancias que pueden causar cáncer en los pulmones.
  • Estos efectos son aún más graves cuando se mezcla la marihuana con otras drogas. En muchas ocasiones, la persona ni siquiera sabe qué otro tipo de drogas pueden haber sido agregadas a la marihuana.
  • En algunas personas sufren efectos secundarios intensos. Pueden sentirse repentinamente muy ansiosas y tener sensaciones de paranoia. Esto sucede más en los casos que se usa una variedad potente de marihuana.

¿La marihuana es inofensiva?

FALSO. La marihuana puede producir angustia, pánico, alucinaciones y distorsión de la realidad. La marihuana se acumula en el cuerpo y permanece en él mucho más tiempo que el alcohol. También influye sobre la producción de hormonas sexuales y altera la menstruación y la generación de espermatozoides y con ello, la capacidad de engendrar. Pero, lo mas grave son los problemas psicológicos y sociales que ocasiona el consumo crónico. El adicto se aísla del medio y se vuelve introvertido, quedándose finalmente “pegado” en un mundo propio. Si empieza a fumar en forma regular durante la adolescencia, nunca llega a madurar intelectualmente y emocionalmente, a menos que interrumpa el consumo.

Uno se vuelve más creativo

FALSO: Es cierto que la marihuana estimula centros nerviosos, los consumidores son capaces de planificar e imaginar muchas cosas pero que jamás ponen en práctica. Ellos se liberan de inhibiciones, ven cosas que nunca antes vieron; vivencian otra dimensión del tiempo y del espacio, se sienten venciendo la fuerza de la gravedad, etc. Pero aquello que ven o sienten no es real y no es posible crear a partir de lo que no existe. Puesto que los tóxicos contenidos en la marihuana afectan gradualmente el funcionamiento del cerebro, al paso de los meses aun aquellos que se han sentido estimulados a la creación se van tornando apáticos y adormecidos, incapaces de crear.

Fuente:[Minedu,hablafranco.gob.pe]

 





Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos