El Tabaco

Es una droga cuyo principal componente es la nicotina, una sustancia que estimula algunas partes del cerebro originando un leve placer, pudiendo llevar a las personas a la adicción al continuar su consumo con el propósito de alargar ese buen momento placentero.



 

El Tabaco

El nombre científico de la planta es Nicotiana perteneciente al grupo Nicotina Tabacum.

Las hojas del tabaco pueden ser trituradas y fumadas en cigarrillos, cigarros y pipas. También se pueden moler logrando un polvo marrón llamado rapé, o simplemente tabaco. Las hojas trituradas y el rapé pueden ser masticados o retenidos en la boca entre la mejilla y las encías. El tabaco también puede inhalarse por la nariz.


Componentes Químicos

El humo del tabaco contiene al menos 1,400 sustancias sólidas y gasificadas de las cuales la mayoría son tóxicas, siendo las más dañinas las siguientes:

  • Nicotina: Principal componente químico responsable de la adicción. Se utiliza en la agricultura como un insecticida. Los fumadores de tabaco absorben pequeñas cantidades de nicotina a partir del humo inhalado y experimentan ciertos efectos fisiológicos.
  • Alquitrán: Componente químico; son pequeñas partículas que se almacenan en los bronquios, teniendo efectos cancerígenos. Se calcula que una persona al fumar 20 cigarrillos al día introduce a sus pulmones aproximadamente 20 centímetros cúbicos de alquitrán al año.
  • Gases: amoniaco, monóxido de carbono, nitrógeno, cianuro (su intoxicación puede provocar la muerte), ácido cianhídrico (poderoso veneno). Todos afectan la movilidad de los cilios de revestimientos bronquial (son vellosidades que, a través de sus movimientos extraen las partículas extrañas como el polvo, que ingresan a los pulmones durante la respiración). El monóxido de carbono es el mismo gas que emana de los tubos de escape de los automóviles, impide que el cerebro reciba suficiente cantidad de oxígeno por lo que la actividad cerebral se altera.


Efectos del Tabaco

El Tabaco es un estimulante del sistema nervioso central. Numerosos estudios médicos han vinculado el consumo de tabaco, con el cáncer de pulmón, las afecciones vasculares del corazón, y otras enfermedades; todo ello ha llevado a muchos países a financiar intensas campañas orientadas a restringir el uso y la venta de tabaco. En general, el consumo ha disminuido en occidente, aunque ha aumentado entre ciertos grupos sociales, como las mujeres de los países del sur de Europa. Un reglamento del GATT (Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio) autoriza a los países signatarios a "considerar la salud humana más importante que la liberalización del comercio", sin embargo el comercio internacional de tabaco sigue creciendo. En los países en desarrollo, el consumo aumenta a razón del 2% anual.


Efectos Fisiológicos

  • Incremento de la frecuencia cardiaca y presión arterial
  • Mecanismos de control alterados
  • Vias respiratorias irritadas
  • Tos seca y persistente


Efectos Psicológicos

  • Irritabilidad.
  • Ansiedad.
  • Malestar al dejar el consumo.
  • Insomnio.
  • Mal humor.
  • Hiperactividad.


Características de un consumidor de tabaco

  • Fuerte olor a cigarro en la ropa y el cuerpo
  • Dientes y uñas de color amarillo
  • Aumento de apetito al interrumpir el consumo
  • Mal aliento
  • Dedos amarillos y marrones
  • Tos constante
  • Vista enrojecida
  • Cutis grasoso
  • Sequedad bucal


Consecuencias del consumo

  • Infarto Cardiaco.
  • Tos de fumador.
  • Bronquitis crónica.
  • Cáncer pulmonar.
  • Enfisema pulmonar (Restricción moderada o severa a la mecánica respiratoria y la reducción de la superficie de intercambio gaseoso)


Efectos sobre el embarazo

En gestantes, el consumo de tabaco origina malformaciones congénitas y nacimientos prematuros. La placenta de mujeres fumadoras durante la gestación envejece mucho más rápido que en las gestantes no consumidoras, lo que origina una pérdida temprana de función de este órgano; es decir, el feto recibirá menos nutrientes y oxígeno, lo que se traducirá en nacimientos prematuros, niños pequeños para la edad gestacional.

La incidencia de abortos espontáneos en el primer trimestre de embarazo es más alta que en las gestantes no fumadoras; los motivos son múltiples siendo los principales la hipoxia (falta de oxígeno) del feto y la toxicidad de las sustancias del humo del tabaco.


Tabaco y Cáncer

Las principales referencias sobre el efecto cancerígeno del tabaco son de hace más de 200 años. Hasta 1914 no se demostró la naturaleza cancerígena de los hidrocarburos contenidos en las partículas sólidas y alquitranadas del humo del tabaco.

Actualmente se cree que el 90% de todas las muertes por cáncer de pulmón son causadas por el tabaco. Evidentemente la probabilidad del individuo de contraer cáncer es diferente en función de su constitución física y otros aspectos relacionados con el estilo de vida, como por ejemplo: precocidad en la iniciación del tabaquismo, el número de veces que se aspira el humo por el cigarrillo, fumar cigarrillos sin filtro. 

Un fumador pasivo no está libre de este peligro ya que hay estudios que demuestran que si se está expuesto durante una hora al humo del tabaco puede llegar a inhalarse una cantidad equivalente al consumo de dos o tres cigarrillos, dependiendo de la cantidad de humo ambiental y de la ventilación local.

Fuente: [Minedu]

 




Otros temas de Las Drogas »

Ketamina

La cocaína

El Alcohol

LSD

Esteroides Anabólicos

El Éxtasis

Los Inhalantes