Las mujeres que han tenido varios hijos por parto natural tienen más probabilidades de sufrir de incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria es la pérdida involuntaria de la orina, es un escape no deseado, no controlado sea en gotas o en chorros de la orina.

DePeru.com | 9921 lecturas.



La incontinencia es más frecuente en mujeres que en hombres, la relación es de 3 a 1. En la mayoría de casos las mujeres que han tenido muchos hijos con partos vaginales tienen más probabilidades de tener incontinencia urinaria porque se relaja la musculatura pélvica.

“En otros casos más severos puede ocurrir un prolapso de vejiga o de útero, por eso muchas veces los temas de incontinencia son tratados también por los ginecólogos”.

De otro lado, las mujeres con sobrepeso también pueden sufrir de incontinencia y la recuperan cuando gracias a la intervención de un endocrinólogo o nutricionista vuelven a su peso adecuado. Sin embargo, anatómicamente las mujeres son más propensas a sufrir de este mal.

En cuanto a los varones, la incontinencia se puede presentar en pacientes que han sido operados de la próstata, han sufrido de cáncer de colon o son diabéticos. “Hay cirugías de cáncer muy radicales que a veces dañan los nervios sanguíneos y queda una incontinencia urinaria”.

Clases de Incontinencia Urinaria :

• De stress o de esfuerzo: es la pérdida de la orina cuando uno se ríe, estornuda, tose o levanta algún tipo de peso.
• De Urgencia: es la incapacidad de contener la orina el tiempo suficiente para alcanzar el baño.  “Si tiene ganas de orinar y no encuentra un baño va a perder orina”.
• Involuntaria: es cuando el paciente está haciendo cualquier otra cosa e involuntariamente se orina por goteo o puede llegar a mojar la truza, el canzoncillo y hasta el pantalón.
• Funcional: el estado del sistema urinario es normal, pero el paciente no puede utilizarlo debido a algunos trastornos físicos graves, como la enfermedad de Parkinson, o enfermedades mentales como Alzheimer.
• Por rebosamiento: ocurre cuando la cantidad de orina producida excede la capacidad de almacenamiento de la vejiga.

¿Y cómo solucionamos el problema?

Existen fármacos que son como buscapinas para la vejiga, biofeedback (estimulación eléctrica que a través de chupones se colocan en la zona pélvica) o los ejercicios de Kegel que consiste en contraer el ano recto, es decir en vez de pujar contraes y así la musculatura recupera su fuerza. Sin embargo, en casos extremos existen intervenciones quirúrgicas.

NO HAY RAZON POR LA CUAL LA INCONTINENCIA URINARIA PUEDA NEGARLE A ALGUIEN LA POSIBILIDAD DE DISFRUTAR LA VIDA.

Es importante recordar que la situación de los pacientes con incontinencia urinaria ha cambiado.  En los últimos años la gente habla más abiertamente acerca de ella. Hay ayuda disponible, la cual puede cambiar la vida de las personas con incontinencia urinaria debido a que esta es con frecuencia curable y siempre manejable.

De cada tres personas con incontinencia, dos son activas, salen a pasear, hacen ejercicio, manejan, e incluso trabajan pero tienen esta particularidad. En esos casos existe ropa interior con protección que permite que uno lleve su vida con normalidad y sirve para complementar cualquier alternativa médica.

Si sufres de incontinencia urinaria y deseas más información puedes también entrar a la página web www.vidasactivas.org

Autor: Dr. Max Lazo
Telf. 221-7658