Caldo de Cabeza de Carnero

Con toda la sustancia y el sabor para calentar el cuerpo y encandilar el paladar, está el Caldo de cabeza de Carnero, platillo típico cusqueño, tan delicioso y nutritivo, que te llama a disfrutar.


Caldo de Cabeza de Carnero

Ingredientes:

  • Una cabeza de carnero
  • 1 kg. de yuca blanda
  • 1 kg. de papa ccompis
  • 1/2 kg. de zanahoria
  • 1/4 kg. de arroz
  • 1/4 de moraya remojada
  • 3 dientes grandes de ajo
  • Una cabeza de cebolla
  • Pimienta, orégano, perejil al gusto


Preparación:

  1. Hacer hervir la cabeza con la cebolla, ajo, orégano y zanahoria hasta que esté tierna.
  2. Luego colar el caldo y agregar la papa pelada y la yuca en trozos.
  3. Dejar hervir 10 minutos y luego agregar el arroz, moraya y pimienta.
  4. Dejar cocinar y retirar del fuego.
  5. Se sirve caliente, con las presas de la cabeza y adornado con perejil picado.




Otras recetas »

Crema de ají y berenjena (Doña Linda) »

Es un platillo de sopa que sirve de gran alternativa de consumo, hecho con ají escabeche, berenjena, aceite y una manzana, en el cual se licuan y luego se condimentan con sal.

Sopa de fideos con frejoles »

Es una sopa deliciosa y nutritiva, hecha con frejoles, fideos, tocino picado, cebolla, papa blanca, cubitos de carne y tocino, ajos molidos, orégano, sal y pimienta al gusto.

Chupe de Pallares Verdes Iqueños »

Sacando toda la esencia del sabor y el toque iqueño, está el riquísimo Chupe de Pallares Verdes, hecho a base de camarones, pescado, pallares, entre otros ingredientes; y que hará encandilar con gran gusto el paladar.

Sopa de pescado »

Es una sopa que puede compartir en cualquier momento del año, es muy nutritiva, ideal para incluirla en la dieta de niños y ancianos.

Sancochado (Doña Catalina) »

Rica sopa de verduras con carne libre de grasas que repone las energías y calienta el cuerpo en el invierno.

Sopa de papas »

Es una sopa deliciosa y de cocción rápida, hecha con papas medianas (de preferencia rosadas), huevos, caldo de carne o pollo, queso fresco perejil y sal al gusto. Una gran alternativa para las noches invernales, así como para el almuerzo.