Desde Túnez (AFP)

Túnez, primer país del Magreb que lanza un satélite fabricado 100% en casa

Túnez se convirtió este lunes en el primer país del Magreb y el sexto de África en lanzar un satélite fabricado completamente de manera local, que abre nuevas perspectivas a los jóvenes ingenieros tunecinos que a menudo parten al extranjero.

Tunisie, Russie, technologies, télécoms, équipements, satellites, télécommunications, industrie, aérospatiale
El presidente tunecino Kais Saied (a izquierda) asiste con el presidente director general de Telnet, Mohamed Frikha, al lanzamiento de un cohete en Kazajistán, el 22 de marzo de 2021 en Túnez - AFP/AFP
Anterior Siguiente

Túnez se convirtió este lunes en el primer país del Magreb y el sexto de África en lanzar un satélite fabricado completamente de manera local, que abre nuevas perspectivas a los jóvenes ingenieros tunecinos que a menudo parten al extranjero.

"Challenge One", destinado al sector del internet de las cosas fue creado por un equipo de la empresa tunecina de telecomunicaciones TelNet, la mayoría de ellos ingenieros formados localmente, de entre 25 y 30 años de edad.

El equipo fue respaldado por algunos expertos tunecinos en el extranjero, entre ellos uno que participó en el misión Perseverance de la NASA en Marte.

El cohete con el satélite a bordo, que tenía previsto en principio despegar el sábado --en el 65º aniversario de la independencia tunecina--, partió finalmente el lunes por la mañana de Baikonur, en Kazajistán. El despegue fue seguido desde la sede de TelNet en Túnez por el presidente Kais Saied.

Túnez es el primer país del Magreb (subregión del norte de África que incluye además a Argelia, Libia, Mauritania, Marruecos y Sáhara Occidental) en fabricar su propio satélite, según el sitio especializado Space in Africa.

Es además el sexto país del continente africano que concreta este logro, de acuerdo con la misma fuente.

"Nuestra riqueza real es la juventud que puede enfrentar los obstáculos", declaró el presidente Saied, subrayando que a Túnez, empantanada en una crisis social y política, no le faltan recursos sino "voluntad nacional".

"Estamos orgullosos de nuestra juventud" y de los cerebros tunecinos "en todo el mundo", subrayó.

Varios miles de ingenieros parten cada año de Túnez para trabajar en el extranjero.

"Es un orgullo haber participado en este proyecto, trabajar en el sector aeronáutico o aeroespacial es un sueño", declaró a la AFP Jalil Chiha, de 27 años, formado en la escuela nacional de electrónica de Sfax (centro).

"Estamos muy emocionados luego de tres años de trabajo intenso", subrayó de su lado Haifa Triki, ingeniera de 28 años.

- Una constelación de satélites -

Este satélite experimental está destinado a recoger datos registrados por objetos como termómetros, captores de contaminación, microchips de localización o sensores de humedad, de modo que se pueda tener acceso a ellos en tiempo real incluso en una zona terrestre sin cobertura internet.

Challenge One es uno de los primeros en utilizar en el espacio un protocolo de transmisión de datos ya usado en tierra, LoRa, que permite conectar vía satélite objetos ya existentes con solo cambiar la antena.

Responde a la creciente necesidad de conexión satelital para los objetos, ya que menos del 20% de la superficie del planeta está cubierta por una red internet terrestre.

TelNet quiere lanzar de aquí a tres años, en asociación con otros países africanos, una constelación de más de 20 satélites para explotar de manera comercial esta tecnología.

"Esto abre el camino a la apertura de un servicio innovador para la región, en un sector en plena expansión", indicó a la AFP Mohamed Frikha, presidente director general de TelNet.

Más allá del logro tecnológico, Frikha destacó la "apertura de perspectivas de empleo local para los ingenieros tunecinos".

"Las posibilidades de empleo existen en Túnez, el problema es dar ganas a los jóvenes ingenieros de quedarse", afirmó de su lado Haifa Triki.





Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos