Desde Nairobi (AFP)

Pesca ilegal en Somalia amenaza reservas y podría reactivar piratería

La pesca de arrastre ilegal y desmesurada frente a las costas somalíes amenaza las reservas de pescado esenciales para la economía local y podría empujar de nuevo a las comunidades costeras hacia la piratería, advierte un informe de una fundación estadounidense publicado el martes.

Somalia, piratería, pesca, transporte, guerrilla, crimen, organizado, medioambiente
Un hombre lleva un pez espada en el barrio de Weyne, en Mogadiscio el 16 de marzo de 2013 - AFP/AFP AU-UN IST PHOTO/Archivos
Anterior Siguiente

La pesca de arrastre ilegal y desmesurada frente a las costas somalíes amenaza las reservas de pescado esenciales para la economía local y podría empujar de nuevo a las comunidades costeras hacia la piratería, advierte un informe de una fundación estadounidense publicado el martes.

Una armada occidental y medidas tomadas por los armadores -incluida la presencia de guardias armados a bordo- surgieron a raíz de la piratería en las costas de Somalia.

Ésta se desarrolló en los años 2000 mientras los navíos extranjeros sobreexplotaban las aguas somalíes aprovechándose de la ausencia de Estado desde hace más de dos décadas, lo que llevó a los pescadores locales a enrolarse en bandas de piratas.

Los barcos de pesca industrial extranjeros causaron "un agotamiento de las reservas, una pérdida de ingresos para los somalíes y ataques contra los pescadores locales", lo que "amenaza con provocar un apoyo local a la vuelta a la piratería", subraya el informe del programa "Secure Fisheries" (Proteger la pesca) de la fundación estadounidense One Earth Future, especializada en la prevención de conflictos.

"La pesca ilegal sirvió de pretexto a las bandas criminales para pasar a adoptar una postura defensiva frente a los ataques armados y la piratería", explicó John Steed, responsable de Secure Fisheries en el Cuerno de África.



"La situación ha vuelto a lo que era antes, con un gran número de navíos extranjeros pescando de nuevo en las aguas somalíes, y hay un peligro real de que el ciclo completo de la piratería se reactive", agregó.

Según los cálculos del informe, que se apoya en numerosas entrevistas e imágenes por satélite, los barcos extranjeros pescan al año unas 132.000 toneladas de pescado, tres veces más que los pescadores somalíes.

La fundación destaca que los barcos de pesca extranjeros "son percibidos como una amenaza hacia los medios de subsistencia de los pescadores somalíes", quienes consideran que "no pueden defenderse solos contra esa amenaza".

Irán y Yemen son los países con más presencia en aguas somalíes, aunque los navíos europeos y asiáticos también llevan a cabo "pescas significativas", según el informe.

#Somalia #Piratería #Pesca #Transporte #Guerrilla #Crimen #Organizado #Medioambiente


Te puede interesar


Quantcast