Desde Washington (AFP)

Nueva búsqueda de la aviadora Amelia Earhart, con turistas incluidos

Una nueva expedición parte la semana próxima hacia el Pacífico sur en busca de indicios del accidente de Amelia Earhart, la aviadora estadounidense misteriosamente desaparecida en 1937, por primera vez acompañada de un crucero turístico.

EEUU, aviación, accidente, historia
Una fotografía de 1930 sin fechar muestra a la aviadora Amelia Earhart en los controles de su avión - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

Una nueva expedición parte la semana próxima hacia el Pacífico sur en busca de indicios del accidente de Amelia Earhart, la aviadora estadounidense misteriosamente desaparecida en 1937, por primera vez acompañada de un crucero turístico.

Los apasionados de la aviación que integran la asociación Tighar (The International Group For Historic Aircraft Recovery) parten por 11ª vez hacia el atolón de Nikumaroro, en el archipiélago Kiribati, donde se piensa que la célebre aviadora pudo estrellarse durante su intento por dar la vuelta al mundo por el este.

"Trataremos de agregar pruebas a las fuertes presunciones que sacamos de las 10 expediciones anteriores realizadas durante 27 años a la isla", dijo Ric Gillespie, director ejecutivo de Tighar.

"Si descubrimos algo extraordinario, será formidable, pero no puedo adelantar que será así", dijo a la AFP.

noticia
Una fotografía de 1930 sin fechar muestra a la aviadora Amelia Earhart mirando a través de la ventana de la cabina de su avión en Essonn, Francia (AFP/AFP/Archivos)

Primera mujer que atravesó el Atlántico sola al comando de un avión, en 1932, Amelia Earhart, a los 39 años, en 1937 trató de dar la vuelta al mundo. Volaba cerca de la línea del Ecuador cuando junto a su navegante Fred Noonan, de 44 años, desapareció sin dejar rastro.

Durante años, se creyó que se habían hundido en el mar al quedarse sin combustible. Algunos incluso supuso que habían sido detenidos por las fuerzas imperiales japonesas.

En Tighar, aventuran que Earhart pudo realizar un aterrizaje forzoso e incluso sobrevivir algún tiempo en el minúsculo atolón inhabitado de Nikumaroro, antes llamada isla Gardner, a 560 km al sureste de la isla Howland, territorio estadounidense situado a medio camino entre Hawai y Australia.

- Viaje temático para turistas -



Gillespie y su equipo de 14 voluntarios, que partirán de las islas Fiji el 8 de junio en una travesía de cinco días, planean permanecer en el lugar durante dos semanas.

Por primera vez estarán acompañados por un buque crucero con 68 turistas a bordo, en un viaje temático bautizado Amelia-Earhart, facturado en 11.000 dólares por Betchart Expeditions.

Los turistas podrán visitar el lugar donde se encontró en 1991 un zapato Oxford, del tipo de los usados por la aviadora. Podrán recorrer el pueblo que fuera británico y ahora abandonado, donde se encontraron peines y utensilios de aluminio.

Por su parte, la expedición estudiará las profundidades del océano con un submarino dirigido a distancia, provisto de sonar y cámaras de alta definición, a la búsqueda de un "elemento no habitual" identificado en fotografías tomadas en 2012, que podrían ser restos del avión.

"Hay algo en la base de una pared a unos 180 m de profundidad que tiene el tamaño, la forma (...) para ser una parte del fuselaje", dijo Gillespie.

"También puede ser un relieve geográfico", admitió, "pero es una anomalía, es diferente de todo lo que vemos alrededor, en consecuencia debemos echar una mirada".

Un grupo de buzos explorará las aguas adyacentes, mientras que en tierra sus compañeros rastrillarán el atolón de espesa vegetación, en busca de rastros de un eventual campamento, en el que los aviadores pudieron haber pasado un tiempo. No hay agua dulce en el lugar, por lo que si se refugiaron en él, la aviadora y su navegante seguramente no hayan logrado sobrevivir demasiado tiempo.

El 2 de julio de 1937 Amelia Earhart intentó llegar a California luego de despegar de Nueva Guinea, en su última etapa de una vuelta al mundo por el este a nivel del Ecuador.

La aviadora había previsto aterrizar en la isla Howland para reaprovisionarse en combustible. Horas después de despegar, anunciaba por radio que no lograba localizar la isla y que "el combustible empezaba a escasear". Fue su último mensaje.

#Eeuu #Aviación #Accidente #Historia


Te puede interesar


Quantcast