Desde París (AFP)

Los medios públicos en Francia protestan contra la supresión del canon audiovisual

Las radios y televisiones públicas en Francia viven este martes una jornada de huelga para protestar contra la futura supresión del canon audiovisual --clave para su financiación--, que consideran una "amenaza" para su independencia.

Francia, huelga, medios, impuestos, política
Un micrófono de la emisora Franceinfo, fotografiado el 26 de agosto de 2016 en un estudio de la Casa de la Radio de París - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

Las radios y televisiones públicas en Francia viven este martes una jornada de huelga para protestar contra la futura supresión del canon audiovisual --clave para su financiación--, que consideran una "amenaza" para su independencia.

La música tomó las ondas de las emisoras France Info, France Inter o France Culture, en lugar de los tradicionales programas matutinos, un movimiento de protesta que también alcanzaba otros medios como France 2 o France 24.

Los trabajadores de France Télévisions y Radio France, así como de France Médias Monde (France 24, RFI, MCD), arte y el Instituto nacional del Audiovisual (INA) responden al llamado conjunto a la huelga de los sindicatos.

Estos últimos consideran que la financiación y la independencia de los medios públicos se ven amenazadas por la promesa del presidente francés Emmanuel Macron de suprimir la tasa audiovisual que pagan los franceses a finales de 2022.

Macron anunció esa medida durante la campaña que llevó a su reelección en abril, con el fin de aliviar la presión sobre el poder adquisitivo de los franceses, y su sustitución por un presupuesto plurianual acordado por el gobierno.

Este canon, que se eleva a 138 euros anuales (146 dólares) en Francia metropolitana y a 88 euros (93 dólares) en los territorios de ultramar, solo lo abonan los hogares que declaran tener un televisor.

El resto de contribuyentes no están obligados a pagarlo, incluso si ven los programas de los medios públicos en su computadora, tableta o celular.

Estos ingresos son claves para estos medios desde la supresión de la publicidad en la franja de noche y en los programas para niños, en las cadenas del servicio público.

Su supresión implicará una pérdida de más de 3.000 millones de euros (3.175 millones de dólares), que el estado promete compensar.

Pero los huelguistas consideran que su presupuesto no puede depender del gobierno y estar sometido "a los caprichos de la votación de las leyes de finanzas anuales".




Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos