Desde París (AFP)

Llamados a la calma tras una escalada en París y Londres sobre la pesca

Tras el anuncio de medidas de represalia contra Reino Unido, la multa a dos barcos británicos y declaraciones encendidas, Reino Unido y Francia trataban de calmar este jueves la situación en el conflicto que los opone sobre las licencias post-Brexit acordadas a los pesqueros europeos.

GB, France, pêche, commerce, diplomatie, UE, Brexit
El primer ministro francés, Jean Castex, el 26 de octubre de 2021 en una sesión en la Asamblea Nacional, en París - AFP/AFP
Anterior Siguiente

Tras el anuncio de medidas de represalia contra Reino Unido, la multa a dos barcos británicos y declaraciones encendidas, Reino Unido y Francia trataban de calmar este jueves la situación en el conflicto que los opone sobre las licencias post-Brexit acordadas a los pesqueros europeos.

El ministro británico de Medio Ambiente, George Eustice, instó a la "calma" y a la "desescalada", afirmando que su gobierno mantenía "abiertas" las puertas del diálogo.

A su vez el primer ministro francés Jean Castex se declaró "dispuesto a las negociaciones", a condición de que Londres "respete sus compromisos".

Estas declaraciones se producen después de que Francia anunciara el miércoles la próxima entrada en vigor de las primeras represalias contra el Reino Unido si siguen siendo insuficientes las licencias para pescadores franceses, medidas que Londres consideró "desproporcionadas".

Esas medidas deben implementarse desde el 2 de noviembre si los pesqueros franceses no obtenían más licencias para pescar en aguas británicas.

El miércoles por la noche, las autoridades francesas anunciaron una multa a dos pesqueros británicos "en el marco del endurecimiento de los controles en la Mancha", todo ello en un contexto de "conversaciones sobre las licencias con Reino Unido y la Comisión europea".

Londres solo comprende "el lenguaje de la fuerza" afirmó el jueves por la mañana el secretario de estado francés de Asuntos europeos, Clément Beaune, mientras la ministra del Mar, Annick Girardin, aludió a "un combate" para obligar a Reino Unido a respetar sus compromisos.

Todo ello se produce en el marco del conflicto que opone a ambos países sobre el número de licencias acordadas a los pescadores franceses tras el Brexit en las islas anglo-normandas. El tema de la pesca es uno de los que genera más fricción post-Brexit entre Francia y el Reino Unido.

burs-mdz-sb/ico/sp/me/mb





Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos