Desde Bruselas (AFP)

La UE anula la cumbre de los 28 sobre Grecia pero mantiene la reunión de la eurozona

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, desconvocó este domingo la cumbre de los 28 líderes de la Unión Europea prevista por la tarde, pero mantuvo la reunión de los 19 países de la zona euro para seguir negociando un acuerdo con Atenas.

Grecia, cumbre, deuda, UE, finanzas, economía
La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, se marcha de la reunión del Eurogrupo sobre Grecia en la madrugada del 12 de julio de 2015 en Bruselas - AFP/AFP
Anterior Siguiente

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, desconvocó este domingo la cumbre de los 28 líderes de la Unión Europea prevista por la tarde, pero mantuvo la reunión de los 19 países de la zona euro para seguir negociando un acuerdo con Atenas.

"La cumbre europea está anulada, la cumbre de la zona euro comenzará a las 16H00 (14H00 GMT) y durará hasta que concluyamos las negociaciones sobre Grecia", indicó Tusk en Twitter.

Los ministros de Finanzas de la zona euro suspendieron el sábado por la noche una reunión sobre Grecia por sus fuertes divisiones, pero la reanudarán en la mañana de este domingo.

Es "muy poco probable" que los ministros den un mandato este domingo a la Comisión Europea para negociar un tercer rescate a Grecia, como lo solicitó Atenas el miércoles, estimó el vicepresidente del Ejecutivo comunitario, Valdis Domborvskis. "Esto quiere decir que la decisión sobre el mandato se tomará en la cumbre de la zona euro", especuló una fuente europea. "Es, en principio, una buena señal", agregó.

Los ministros de Finanzas de la eurozona no lograron el sábado una posición común sobre la petición de Atenas de un nuevo plan de rescate. Para obtenerlo, el gobierno de Alexis Tsipras presentó un paquete de reformas y ajustes considerado positivo por las instituciones acreedoras -Comisión Europea, Banco central Europeo, Fondo Monetario Internacional-.

Pero algunos países desconfían que el gobierno griego vaya a aplicar las medidas propuestas. "En numerosos puntos no estábamos de acuerdo entre los ministros y con Grecia", indicó el titular austríaco, Hans-Jorg Schelling.

"A estas alturas, no se reúnen las condiciones" para estar seguros de que Grecia aplique las medidas, estimó por su parte el ministro finlandés, Alexander Stubb.

"El mayor obstáculo para un acuerdo es la falta de confianza", corroboró el italiano Pier Carlo Padoan, subrayando que esperaban que el gobierno de Tsipras "tome iniciativas a partir de mañana (lunes)".

"El ambiente no está fácil para los griegos", confió una fuente europea.

Por su parte, el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, aseguró que sigue teniendo "esperanza" en un acuerdo.

Sigue siendo "muy difícil", dijo a su vez el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem. "Tuvimos una discusión profunda sobre las propuestas de Grecia, sobre la cuestión de la credibilidad y de la confianza y naturalmente sobre las cuestiones financieras, pero no hemos terminado las negociaciones", añadió Dijsselbloem, también ministro holandés de Finanzas, tras nueve horas de negociaciones. "Varios países bloquean" y no quieren un tercer rescate, resumió una fuente europea.

También fuentes del gobierno griego dijeron a la agencia ANA que "ciertos países, por razones que no tienen nada que ver con las reformas y el programa, no quieren un acuerdo" para salvar a Grecia de la quiebra.

Las reuniones de este fin de semana están consideradas como la última oportunidad para evitar que Grecia salga de la zona euro.

- "La inercia empuja hacia el 'Grexit'" -

Alemania y Finlandia no ocultaron el sábado su deseo de que Grecia salga de la zona euro, al menos de manera temporal, indicó otra fuente.

Según un documento del ministerio de Finanzas alemán, Berlín baraja la hipótesis de que Grecia salga de la zona euro cinco años para que pueda reestructurar su deuda. El documento no fue discutido formalmente por los ministros, confiaron diferentes fuentes. "Si Grecia no puede garantizar una implementación creíble de las medidas y una deuda sostenible, habría que ofrecerle rápidas negociaciones para un periodo fuera de la zona euro, con una posible reestructuración de su deuda, si es necesario (...) durante cinco años", se puede leer en el documento.

El Parlamento finlandés dio, por su parte, mandato a su ministro de Finanzas, Alexander Stubb, para negociar una salida de Grecia de la zona euro, según la televisión pública finlandesa.

Desde hace meses, los diputados euroscépticos de la coalición en el poder (Auténticos Finlandeses) piden una salida de Grecia y aseguran que el país podría sobrevivir devaluando su nueva moneda.

Eslovaquia, Eslovenia, Lituania y Bélgica también podrían mostrar reticencias a un tercer rescate para Grecia. "Más de la mitad de los países miembros [de la zona euro] piensan que las propuestas griegas no van suficientemente lejos", declaró una fuente diplomática.

"La inercia juega a favor de un 'Grexit'", según un diplomático favorable a un acuerdo con Grecia.

Los socios de Grecia piden a Atenas nuevas medidas para complementar su plan de reformas presentado el jueves.

- "Puente financiero" -

Las instituciones acreedoras habían acogido favorablemente el viernes la nueva oferta de Atenas, que incluye recortes de pensiones, subidas del IVA, privatizaciones y nuevos impuestos para las empresas.

A cambio, Atenas pide un tercer rescate, que las instituciones estimaron entre 74.000 y 82.000 millones de euros. Grecia ya se benefició en 2010 y 2012 de dos rescates financieros por un total de unos 240.000 millones de euros.

Las reformas del gobierno heleno son impopulares y muy similares a las que exigían los acreedores de Grecia hace unas semanas antes de que expirara, el 30 de junio, el segundo rescate al país. El 61% de los electores griegos rechazó esa propuesta en un referéndum el domingo pasado.

Tsipras obtuvo en la noche del viernes el aval de su Parlamento para negociar con Bruselas su propuesta de reformas con 251 votos a favor de un total de 300 diputados. Sin embargo, varios diputados de su partido, Syriza, se abstuvieron en la votación, lo que según los observadores, podría augurar cambios en la coalición gubernamental.

Según los cálculos de los acreedores, si se aprueba el tercer plan de ayuda, Grecia podría recibir entre 74.000 y 82.000 millones de euros en tres años, de los cuales 16.000 millones ya están previstos en un programa del FMI que expirará en marzo de 2016.

El Eurogrupo podría estudiar también una solución transitoria, un "puente financiero" que permita a Grecia pagar el 20 de julio al BCE un importante vencimiento. Este movilizaría unos 3.300 millones de euros prometidos en el pasado a Grecia y retenidos por los bancos centrales de la zona euro.





Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos