Desde Port Moresby (AFP)

La capital de Papúa Nueva Guinea, reflejo de la influencia china en el Pacífico

Con sus banderas rojas y su pagoda, Port Moresby, la capital de Papúa Guinea, es el reflejo de la gran influencia de China en este país pobre de Oceanía, donde este fin de semana se celebra la el foro económico Asia-Pacífico.

PapúaNuevaGuinea,China,diplomacia,Apec,comercio
En esta foto tomada el 13 de noviembre de 2018 puede verse el recién construido hotel donde el presidente chino Xi Jinping y su delegación van a hospedarse para participar del foro económico Asia-Pacífico, en Port Moresby, Papúa Nueva Guinea - AFP/AFP
Anterior Siguiente
Síguenos en Google News

Con sus banderas rojas y su pagoda, Port Moresby, la capital de Papúa Guinea, es el reflejo de la gran influencia de China en este país pobre de Oceanía, donde este fin de semana se celebra la el foro económico Asia-Pacífico.

La decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de no asistir a la cumbre deja el protagonismo a su homólogo chino Xi Jinping. El presidente chino llegará el jueves a Port Moresby, considerada una de las ciudades más peligrosas del mundo, antes de la cumbre del sábado y el domingo.

El viernes tiene previsto inaugurar una nueva avenida en la capital y luego presidirá una ceremonia tribal tradicional.

El Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) fue creado en 1989 y reúne a 21 países, entre ellos Estados Unidos, Japón y Rusia, y también a tres latinoamericanos (México, Perú y Chile).

noticia
Trabajadores chinos le dan los toques finale para el foro económico Asia-Pacífico, en Port Moresby, Papúa Nueva Guinea (AFP/AFP)

Frente al lujoso hotel Stanley, donde se alojará Xi Jinping y la delegación china, hay una pagoda acabada de construir rodeada de banderas rojas, pensada como un símbolo de la amistad con China.

El gigante asiático está intentando extender su influencia en el Pacífico, firmando contratos para sus empresas, comprando derechos de minería o invirtiendo en materias primas.

Esta estrategia preocupa en especial a Australia y Nueva Zelanda, los dos países que tradicionalmente han tenido más influencia en la región, pero para un pequeño país como Papúa Nueva Guinea, que quiere atraer inversiones, es una oportunidad.

En 2017 los intercambios comerciales entre China y las islas del Pacífico alcanzaron 7.250 millones de dólares, a los que se sumaron otros 3.000 millones de inversiones de Pekín, según datos oficiales chinos.

"Las relaciones entre las dos partes entraron en una nueva fase de desarrollo rápido", dijo el viceministro chino de Exteriores, Zheng Zeguang, en referencia a los intercambios con el Pacífico.

En Port Moresby la presencia china es omnipresente, con una autopista de cuatro vías, un centro de convenciones y hasta un tribunal supremo, todos construidos por China.

Al mismo tiempo, el hecho de que Trump haya decidido no asistir y enviar al vicepresidente Mike Pence en su lugar dificulta los esfuerzos de la diplomacia estadounidense para convencer a sus interlocutores de que no han abandonado la región.

Muchos recuerdan que una de las primeras decisiones de Trump fue retirar a Estados Unidos del TPP, un ambicioso acuerdo de libre comercio.

Por eso, antes incluso de profundizar las relaciones con los países del Pacífico, la primera misión de Pence en la cumbre será "intentar convencerles del compromiso estadounidense en la región", explica William Alan Reinsch, que trabajó en cuestiones comerciales en la administración Clinton.

El sábado, Pence y Xi pronunciaran cada uno un discurso durante un encuentro con empresarios.

"Las tensiones entre Estados Unidos y China complican un poco más la ecuación para los países de Asia-Pacífico, que siempre han intentado mantener un equilibro diplomático" entre Washington y Pékin, apunta Merriden Varrall, del instituto australiano Lowy.

La administración estadounidense denuncia en particular las condiciones que impone China a los países donde invierte. Pero China asegura que "nadie puede obstruir la amistad, la cooperación y los intercambios entre China y los países insulares", en palabras de Zheng Zeguang.




Este sitio usa imágenes de Depositphotos