Desde Berlín (AFP)

El rigor presupuestario de Alemania estalla en pedazos ante el covid-19

Alemania aprobó este miércoles el abandono del rigor presupuestario para 2021, tras haberlo hecho durante 2020, y tendrá que endeudarse intensamente por segundo año consecutivo frente al impacto continuo de la pandemia de covid-19.

Alemania, presupuesto, deuda, pandemia, virus, salud
El ministro de finanzas alemán Olaf Scholz en Berlín, Alemania, el 23 de septiembre de 2020 - AFP/POOL/AFP
Anterior Siguiente

Alemania aprobó este miércoles el abandono del rigor presupuestario para 2021, tras haberlo hecho durante 2020, y tendrá que endeudarse intensamente por segundo año consecutivo frente al impacto continuo de la pandemia de covid-19.

"En 2020 y 2021, estaremos obligados a pedir al Bundestag (parlamento) que nos autorice a tomar prestada una cifra especialmente elevada", dijo el ministro de Finanzas, Olaf Scholz, el miércoles tras la adopción en el consejo de ministros del proyecto de presupuesto 2021.

Berlín va a contraer 96.200 millones de euros (112.480 millones de dólares) de nueva deuda en 2021, tras el monto récord de 217.800 millones de euros (253.000 millones de dólares) asumidos en 2020, lo cual implica abandonar por segundo año consecutivo este rigor que tanto caracteriza a las finanzas alemanas.

"Ante la crisis, no vamos a ahorrar", aseguró Scholz, considerando que "no hacer nada costaría mucho más caro".

noticia
El ministro de finanzas alemán Olaf Scholz en Berlín, Alemania, el 23 de septiembre de 2020 (AFP/POOL/AFP)

El país, cuya deuda se espera alcance el 75% del PIB en 2021, contra el 59,5% en 2019, está incumpliendo por segunda vez sus estrictas normas constitucionales.

El "freno al endeudamiento", inscrito en la Constitución alemana desde 2011, prohíbe al gobierno federal tomar prestado cada año más del 0,35% de su PIB.

Sin embargo, el ejecutivo puede, en circunstancias excepcionales, pedirle autorización a la cámara de diputados para superar ese límite.

- 55.000 millones en inversiones -



El proyecto de presupuesto será presentado ahora ante el parlamento alemán para que sea definitivamente adoptado. El gobierno estima que el PIB retrocederá este año un 5,8% y prevé un crecimiento de 4,4% para 2021.

La crisis provocada por la pandemia de covid-19 es una "situación histórica y excepcional", justificó Olaf Scholz.

Los ingresos fiscales de la primera economía de la zona euro, lastrados por la crisis económica, cayeron en 2020 hasta los 264.400 millones de euros (unos 308.000 millones de dólares), contra los 329.000 millones de euros (unos 384.000 millones de dólares) de 2019.

No volverían a su nivel anterior a la crisis hasta 2024, según estimaciones del ministerio de Finanzas.

En cuanto al gasto, Berlín tuvo que salir en marzo al rescate de su economía debido al efecto funesto de la pandemia de coronavirus. Las autoridades alemanas desbloquearon más de 1 billón de euros (1,17 billones de dólares) de ayudas a las empresas y prolongaron este sistema hasta agosto, vista la dureza de la crisis.

El país también puso en marcha un plan de recuperación, denominado plan de inversiones "de futuro", por un monto de 130.000 millones de euros (152.000 millones de dólares).

Para 2021, Alemania planea gastar 55.000 millones de euros (unos 64.000 millones de dólares) en inversiones en sectores considerados estratégicos, como la salud, el transporte, la tecnología digital y la transición ecológica.

"A partir de 2022 volveremos a respetar las reglas de endeudamiento", aseguró el ministro, argumentando que en este momento de crisis "no se puede ahorrar".

#Alemania #Presupuesto #Deuda #Pandemia #Virus #Salud


Te puede interesar


Quantcast