Desde Madrid (AFP)

El beneficio neto de Bankia cayó un 23% en 2019, por provisiones de activos inmobiliarios

Bankia, el cuarto mayor banco español, anunció este martes que su beneficio neto cayó un 23% interanual en 2019, debido en buena medida a unas abultadas provisiones vinculadas a activos inmobiliarios degradados.

España, bancos
José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, habla durante una rueda de prensa para presentar unos resultados anuales de la entidad, el 1 de febrero del año 2016 en Madrid - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

Bankia, el cuarto mayor banco español, anunció este martes que su beneficio neto cayó un 23% interanual en 2019, debido en buena medida a unas abultadas provisiones vinculadas a activos inmobiliarios degradados.

El beneficio neto se situó en 541 millones de euros en el conjunto del ejercicio, por debajo de los 586 millones de euros previstos de media por los analistas consultados por el proveedor de información financiera Factset.

La bolsa de Madrid recibió con desagrado las cifras, y a las 10H30 de la mañana (09H30 GMT) la acción de Bankia caía un 3,03%, a 1,62 euros.

En el cuarto trimestre, Bankia, participada en un 61,8% por el Estado español, sufrió incluso una pérdida neta de 34 millones de euros.

La caída del beneficio en 2019 se debe en buena medida a las provisiones destinadas a cubrir "los costes de venta" de activos "improductivos", y que ascendieron a 673 millones de euros.

Dichos activos, también denominados "tóxicos" en la jerga financiera, son la herencia del estallido de la burbuja inmobiliaria en 2008: miles de terrenos o viviendas sometidas a ejecución hipotecaria, después de que los propietarios o las empresas promotoras fueran incapaces de reembolsar sus créditos a los bancos.



En los últimos años, los bancos españoles, que de pronto se vieron propietarios de ingentes carteras inmobiliarias, se han ido deshaciendo de estos activos, pero a un precio muy inferior al montante de los préstamos inicialmente acordados.

Dicho desfase ha estado perjudicando, y mucho, sus resultados financieros.

Con todo, la reducción de la cartera de activos "tóxicos" es "un aspecto clave para enfrentarnos a la nueva normalidad de tipos de interés negativos", destacó en el comunicado de Bankia el presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri.

Y es que el contexto de tipos bajos de interés imperante en la Eurozona pesó en 2019 en el margen bruto de Bankia (-3,6%).

Por extensión, el margen de intereses, equivalente al volumen de negocios en un banco, retrocedió un 1,3% interanual, y se estableció en 2.023 millones de euros.

#España #Bancos


Te puede interesar


Quantcast