Creación del distrito de El Agustino

Uno de los distritos más populares de Lima, y que está ubicado a la margen izquierda del río Rímac es El Agustino, que surgió por la constante migración de los pobladores de provincias a la ciudad de Lima, estableciéndose en aquellos lares, donde había chacras, huertas y caleras, y sus famosos tres cerros: San Cosme, El Pino y El Agustino.

Categoría: 06 de enero - Creación del distrito de El AgustinoAniversarios

DePeru.com | 06 de enero

Dia central: 6 de Enero



Mediante la Ley Nº15353 del 6 de enero de 1965, promulgado por el entonces presidente de la República, Fernando Belaúnde Terry, se creó el distrito de El Agustino, cuyos límites se modificaron en 1989, cuando se desagrega un gran sector de la jurisdicción, y surge el distrito de Santa Anita.

El nombre del distrito se debe al fundo o hacienda “El Agustino”, que pertenecía al abogado José Enrique de la Riva Agüero, el cual comprendía una vasta extensión de tierra; y tomando como referencia las historias contadas de los habitantes de aquel tiempo, el nombre del agustino venía de un monje agustino que curaba a los esclavos: cuando un esclavo se enfermaba le decían ve donde el agustino y de ahí le vino el nombre.

En el territorio del distrito se han desarrollado diversas sociedades prehispánicas, que se asentaron construyendo edificaciones con diversos tipos de arquitectura desde aproximadamente mil años antes de Cristo, pasando por tres periodos culturales prehispánicos: el período formativo; el período del estado o señorío; y el período del Imperio Inca. Actualmente, casi todas estas edificaciones han desaparecido.

Posteriormente, en la época colonial y de la república, se comienza a expandir la ciudad de Lima, y es así que por la zona este cercana a la ciudad, se establecen órdenes religiosas, como el convento de la Orden de Bethlem, conocido como Los Barbones (que al final el Estado lo tomó para convertirlo en cuartel militar); y hospitales, como el nosocomio Refugio de Incurables de Santo Toribio de Mogrovejo.

Foto: Cuartel Barbones, en el límite entre El Agustino y Cercado de Lima

Dentro de la zona agustiniana se conserva parte de la gran muralla de Lima, con el bastión de Santa Lucía y la Portada de Barbones y Maravillas, que fueron construidas en 1684 por el Virrey Melchor de Navarra y Rocaful. En 1869, durante el gobierno de José Balta, se inició la demolición de las murallas para ampliar la ciudad, sobreviviendo sólo aquella pequeña parte.

En el siglo XX, se comienzan a construir cementerios, como el Presbítero Maestro y El Ángel, se asignan terrenos a SEDAPAL para la construcción de la planta de tratamiento de agua La Atarjea, y el Sanatorio para Enfermos de Tuberculosis (ahora Hospital General Hipólito Unanue). Asimismo, tras las constantes migraciones de los pobladores de provincias a la ciudad de Lima, surgen las invasiones; y también el primer Gran Mercado Mayorista "La Parada", pero también los graves problemas sociales generados por su rápida y no regulada urbanización, lo cual llevó en 1969 a la aplicación del primer proceso de remodelación y destugurización en las zonas planas del distrito.

El Agustino se ha hecho más famoso gracias al nacimiento del festival de rock autogestionado denominado el Agustirock (actualmente llamado Agustinazo), promoviendo el talento musical y artístico del propio distrito, e invitando a participar a otros distritos de Lima; organizando eventos culturales y exposiciones, convirtiéndose en uno de los eventos más importantes de Lima Metropolitana.

Es así que El Agustino ha ido emergiendo como distrito, buscando su propia identidad y su desarrollo hacia la modernización. Entre sus principales sitios de interés, están el Cuartel Barbones, el Cuartel La Pólvora, el Bastión Santa Lucía, El Templo Ceremonial Las Salinas, Los cementerios Presbítero Maestro y El Ángel, entre otros lugares. También se ubican en la zona cadenas de supermercados y tiendas comerciales.