Nacimiento de Zoila Aurora Cáceres Moreno

Zoila Aurora Cáceres Moreno fue una escritora; feminista, impulsora del voto femenino en el Perú, fundadora de la organización Feminismo Peruano y de la Unión Literaria. Su obra más reconocida es "La rosa muerta".

Categoría: 29 de marzo - Nacimiento de Zoila Aurora Cáceres MorenoEfemérides

DePeru.com | 29 de marzo




 

Zoila Aurora Cáceres Moreno fue una escritora; feminista, impulsora del voto femenino en el Perú, fundadora de la organización Feminismo Peruano y de la Unión Literaria de Países Latinoamericanos. Su obra más reconocida es La rosa muerta.

Zoila Aurora Cáceres Moreno nació el 29 de marzo de 1872 en la ciudad de Lima. Era hija del presidente Andrés Avelino Cáceres y de Antonia Moreno Leyva, ser hija de un mandatario le concedio una situación económica acomodada y acceso a una educación privilegiada, fue políglota y de cultura cosmopolita. Tuvo que trasladarse con su madre a Argentina y luego a Europa como consecuencia al golpe de Nicolás de Piérola en 1895.

Recibió su educación en un convento de monjas en Berlín, Alemania y también la Escuela de Altos Estudios de la Sorbona, en París. Tuvo grandes pérdidas en su vida, su hermana fallece durante la Guerra del Pacífico y también su novio en 1890.

A su regreso de Europa, ya en Lima, fundó el Centro Social de Señoras en 1905, con el fin de promover la educación a la mujer, 

En 1909 fundó en París la Unión Literaria de los Países Latinos. Allí conoce a su esposo, el novelista y diplomático guatemalteco Enrique Gómez Carrillo. Describe en su obra biográfica Mi vida con Enrique Gómez Carrillo que ella era una persona poco interesada en la vida social y que prefería la soledad. Se separa de su esposo por los constantes cambios de humor de él y por su relación distante. A continuación, empieza su apoyo a causas feministas y a favor del catolicismo.

En 1895 inicia la publicación de sus ensayos feministas como La emancipación de la mujer en Búcaro Americano, periódico dirigido por Clorinda Matto de Turner publicado en Argentina.

En 1924 fundó la organización Feminismo Peruano que luchaba por el derecho de ciudadanía de las mujeres, derecho a sufragio y la reforma del código civil de 1851 en que algunos artículos sometían a las mujeres a la potestad de los esposos. Fue presidenta de la organización por un año, luego volvió a Europa por sus discrepancias con el gobierno de Augusto B. Leguía.

Escribió las novelas La rosa muerta y Las perlas de la rosa, la primera con claras características modernistas. En la novela, la protagonista, Laura, asume un rol más activo de su vida sexual, aunque se permite continuar como objeto de veneración masculina. La protagonista se enamora de su ginecólogo, un argumento un tanto escabroso para la época por las escenas que discurren en la clínica. Aquí presenta el ideal de hombre a hombres de ciencia, libres de afanes machistas y de actitudes que subestimen a la mujer. Aunque este libro muestra de sus ideas de liberación, en el prólogo de sus novelas se pueden leer los textos de escritores modernistas como Rubén Darío que imponen límites a la escritura femenina con comentarios sumamente machistas. Ruben Darío: “Confieso ante todo que no soy partidario de las plumíferas (escritoras); que Safo y Corina me son muy poco gratas y que una Gaetana Agnesi, una Teresa de Jesús, o un George Sand me parecen casos de teratología moral. ¿De dónde proviene mi poco apego a las mujeres de letras? Posiblemente, o seguramente, porque todas, con ciertas raras excepciones, son feas. Evangelina (seudónimo de Zoila Aurora) no se encuentra en este caso, pues ha sido y es gala de los salones, tanto por su espíritu como por su beldad, gracia y elegancia. Baste con decir que es una compatriota de Santa Rosa de Lima... Amado Nervo escribe: “Yo creo que las mujeres a quienes Dios llama por el mal camino de las letras, deberían dedicarse a escribir novelas y con especialidad novelas de amor. La naturaleza ha hecho al hombre polígamo y a la mujer monógama”

En 1930 cuando Luis Sánchez Cerro derrocó a Leguía, Cáceres volvió a Lima. Reactivó su organización Feminismo Peruano pero adjunto las iniciales de su nombre Z.A.C ya que no aceptaron su presidencia vitalicia. A los postulados publicados anteriormente se agregó la igualdad de salario de hombres y mujeres al desempeñar el mismo trabajo. Su organización repartió volantes en Lima donde se exigía el voto de la mujer. En 1931 solicitó a la junta de Gobierno, cuyo presidente era David Samanez Ocampo, concediera el derecho al sufragio femenino, a través de un documento que fue derivado al Ministerio de Gobierno.

Ante la negativa del Congreso Peruano fue entrevistada por The Associated Press que fue transmitida en Nueva York y Buenos Aires.

Entre las obras más importantes de Zoila Aurora Cáceres figuran: La Emancipación de la mujer, La rosa muerta, Las perlas de la rosa, La campaña de Breña, Memorias del mariscal del Perú, La ciudad del sol, Mi vida con Enrique Gómez Carrillo, La princesa Suma Tica, Labor de Armonía interamericana en los Estados Unidos de Norteamérica, Epistolario relativo a Miguel de Unamuno. Unamuno y el Perú.

 

 




Acontecimientos del día 29 de marzo »

Creación del Ballet Municipal de Lima