Guarniciones navideñas

En Navidad, tenemos claro, lo más popular en la cena de Noche Buena es el pavo, pollo o lechón (según las costumbres familiares). Pero, este potaje goza de más importancia con las conocidas guarniciones.




Lo común es que las guarniciones sean en su mayoría ensaladas y puré, como mencionamos, dependiendo de las costumbres culinarias de cada hogar.

En la costa por ejemplo, se acostumbra comer pavo acompañado de ensaladas como rusa, alemana o de fideos y puré que puede ser de camote o de manzana.

Asimismo, se le agrega a ello diversos tipos de arroces como árabe, al olivar o a la jardinera. Pero, eso queda a criterio de cada familia, aunque el arroz en su mayoría, queda de lado en esta celebración.

En Arequipa por ejemplo, se acostumbra preparar lechón en lugar de pavo, acompañado de ensalada rusa con beterraga y muchos pallares. En Ica, también se sirven pallares como guarnición, pero en esta ocasión preparado en puré.

En la sierra peruana, es poco el consumo de pavo y en su lugar se prepara lechón y carnero, que son las carnes predilectas en dicha región del país.

La guarnición consiste en platos preparados a base de papa sancochada y choclo y hasta, hay familias que preparan la tradicional pachamanca para celebrar la Navidad.

Y en la selva, la gallina silvestre es la principal estrella en la cena navideña. Como guarnición, se ofrece el clásico juane con tacacho o cecina. Además, se puede servir con yucas fritas en salsa con ajonjolí.

Otra posibilidad para servir en la selva, son los tamalitos de chancho o las humitas verdes, en caso no se pueda servir juane como guarnición.