Reduciendo calorías y grasas al preparar las comidas

Al decidir empezar una dieta no es suficiente con elegir los alimentos ideales, también hay que saber prepararlos.

DePeru.com | 10443 lecturas.


Autor del Artículo

Dra. Martha Paola Arellano Salazar

CMP 36247 / 24251



Existen ingredientes que pueden agregar calorías de más nuestros alimentos de la dieta, que se supone son bajos en calorías, haciendo que finalmente sean platos ricos en calorías y grasa.Acá dejamos algunos alcances de cómo cocinar y servir platos bajos en grasas y calorías.

Las formas de cocinar los alimentos determina mucho su contenido final de calorías, por ejemplo freír en aceite  nunca estará en la lista de procedimientos permitidos.

Las siguientes son formas de cocinar bajas en grasa: sancochar, hornear, cocinar en microondas, asar a la parrilla, asar al vapor  (para verduras, pescado o pollo sin piel), sofreír o saltear ligeramente utilizando aceite de oliva en pequeña cantidad o caldo bajo en sal.

Debemos tener cuidado al consumir comidas preparadas, por ejemplo añadir al pan o a la comida dos cucharadas de mantequilla añade 200 calorías a la dieta. En lugar de mantequilla usemos queso fresco descremado por ejemplo, y si es al pan podemos utilizar mermeladas dietéticas.

Dos cucharadas soperas de aliño envasado (el que venden para las ensaladas) añade aproximadamente 140 calorías a nuestra ensalada, después de esto ya no resultará un plato dietético. El usar en su lugar aliños bajos en grasa como vinagre blanco, o jugo de limón con pimienta, sal y una pizca de aceite de oliva representaría menos de la cuarta parte de las calorías anteriores.

Una ensalada de frutas resulta rica, refrescante y buena en la dieta, si está bien indicada. Idealmente debería comerse sola o con jugo de limón, añadirle miel (por más pura y natural que ésta sea), jarabes o jaleas (en Perú suele usarse bastante la algarrobina que es un alimento con muchas calorías), o cereales con azúcar o frutos secos acaramelados incrementa la cantidad final de calorías, podemos estar añadiendo a nuestra ensalada hasta 300 calorías en algunos casos.

Hay condimentos que por ser bajos en grasas y calorías pueden ser agregados a los alimentos pero en cantidades moderadas, por ejemplo hierbas como orégano, albahaca, culantro, perejil, salvia, romero, tomillo, siempre realzan el sabor de las comidas.

Los aliños para las ensaladas podemos prepararlos con vinagre blanco, o jugo de limón, agua pura, sal y una cucharita de aceite de oliva. Podemos usar también especias como canela, nuez moscada, pimienta. El queso parmesano, ajo y cebollas también pueden ayudarnos a mejorar el sabor de las comidas y no aportan muchas calorías.

Siguiendo estos consejos ya podemos estar seguros de que estamos alimentándonos correctamente.