Desde Seúl (AFP)

Ventas de SUV anulan la mejora climática de los coches eléctricos, según Greenpeace

Las fuertes ventas de vehículos utilitarios deportivos (SUV) de combustión fósil anulan completamente los avances climáticos de los vehículos eléctricos, según un informe basado en los tres principales fabricantes del mundo publicado el miércoles por Greenpeace.

industrie,automobile,pollution,environnement,ONG
Una militante de Greenpeace durante una acción de protesta contra los SUV ante la sede del gigante surcoreano Hyundai en Seúl, el 29 de noviembre de 2023 - AFP/AFP
Anterior Siguiente

Las fuertes ventas de vehículos utilitarios deportivos (SUV) de combustión fósil anulan completamente los avances climáticos de los vehículos eléctricos, según un informe basado en los tres principales fabricantes del mundo publicado el miércoles por Greenpeace.

Este estudio, publicado en vísperas de la cumbre climática COP28, señala que las ventas de modelos SUV de Toyota, Volkswagen y Hyundai-Kia aumentaron de más de un 150% en la última década, "en dirección contraria" a los esfuerzos mundiales para contener las emisiones de CO2.

"Los mayores fabricantes de automóviles del mundo se lanzan de cabeza a la producción de SUV, empujando todavía más al planeta hacia la catástrofe climática", dijo Erin Choi, de Greenpeace Asia, en el comunicado de la ONG.

El informe señala que el número de SUV en circulación en el mundo pasó de 50 millones en 2010 a 330 millones en 2022 y asegura que este tipo de vehículos emitieron más de 900 millones de toneladas de CO2 en el año 2021.

Si esta flota de automóviles fuera un país, sería el sexto más contaminante del mundo, dijo Greenpeace.

Las emisiones de CO2 de los SUV del surcoreano Hyundai-Kia, del alemán Volkswagen y del japonés Toyota fueron de 298 millones de toneladas en 2022, según los cálculos de la oenegé.

En este mismo periodo, las emisiones de CO2 que se han evitado por el uso de vehículos eléctricos de estas marcas se calculan en solo 9 millones de toneladas, agrega la organización.

El estudio no tiene en cuenta las emisiones generadas en la fabricación de estos vehículos.

"Hyundai, Volkswagen y los otros fabricantes deben reducir el tamaño de sus flotas de SUV al mismo tiempo que electrifican" sus ventas, pidió Choi.

Greenpeace también recela de la tendencia creciente de SUV eléctricos, porque estos modelos tienen una huella de carbono más elevada que el resto de vehículos eléctricos, especialmente porque su fabricación necesita más acero.

burs-etb/tmt/dbh/atm




Desde el Calendario en este día


Este sitio usa imágenes de Depositphotos