Desde Auckland (AFP)

Termina en Nueva Zelanda la vista de extradición de Kim Dotcom

La vista sobre la extradición de Kim Smith, conocido como Kim Dotcom, el fundador de la página de descargas Megaupload perseguido por la justicia estadounidense, culminó este martes en Nueva Zelanda.

NZelanda, Alemania, EEUU, internet, justicia, piratería
Kim Dotcom, fundador de la página de desargas Megaupload en un tribunal en Auckland, Nueva Zelanda, el 21 de septiembre de 2015 - AFP/AFP
Anterior Siguiente

La vista sobre la extradición de Kim Smith, conocido como Kim Dotcom, el fundador de la página de descargas Megaupload perseguido por la justicia estadounidense, culminó este martes en Nueva Zelanda.

La Corte del distrito de Auckland no precisó cuándo dará a conocer su veredicto.

La Corte examinó el pedido de extradición de Kim Dotcom durante diez semanas.

En principio el caso debía haber sido resuelto en cuatro semanas pero la batalla jurídica de los abogados de Kim Dotcom alargó los plazos.

Dotcom, de nacionalidad alemana, asegura que es sólo un empresario pero, según la justicia estadounidense, su página Megaupload promovía la piratería a gran escala de música, películas y software.

El caso comenzó hace casi cinco años, en enero de 2011, cuando la policía neozelandesa detuvo a Kim Schmitz en su domicilio de Auckland.



Kim Dotcom y tres ex dirigentes de Megaupload -Finn Batato, Mathias Ortmann y Bram van der Kolk- son acusados de haber obtenido un beneficio ilegal de 175 millones de dólares y causado un perjuicio de 500 millones dólares a los titulares de los derechos de películas, obras musicales y otros productos pirateados.

Requerido por la justicia estadounidense por fraude, extorsión y blanqueo de dinero, Kim Dotcom, que rechaza tales acusaciones, es pasible de 20 años de cárcel en Estados Unidos.

Kim Dotcom acusa a Estados Unidos de perseguirlo instigado por la industria cultural estadounidense y afirma que su caso podría marcar un precedente para todos los usuarios de internet.

"En este caso los jueces pueden convertirse en los defensores de miles de millones de usuarios de internet o de un puñado de millonarios estadounidenses de la industria", escribió en un tuit.

"Mi equipo de defensores demostró que las acusaciones en mi contra son poco fiables, maliciosas y poco éticas", agregó en un tuit difundido este martes.

#Nzelanda #Alemania #Eeuu #Internet #Justicia #Piratería


Te puede interesar


Quantcast