Desde París (AFP)

Iniciativa para coordinar los esfuerzos contra el sida

El presidente de la fundación estadounidense contra el sida (amfAR), Kenneth Cole, anunció este martes el lanzamiento de una "coalición" para mejorar la coordinación entre los diferentes actores en la lucha contra el sida, en un contexto de disminución de la financiación.

SIDA, enfermedad, medicina, salud, gente
El presidente de la fundación estadounidense contra el sida (amfAR), Kenneth Cole, posa en Nueva York el 20 de junio de 2017 - AFP/Getty/AFP
Anterior Siguiente

El presidente de la fundación estadounidense contra el sida (amfAR), Kenneth Cole, anunció este martes el lanzamiento de una "coalición" para mejorar la coordinación entre los diferentes actores en la lucha contra el sida, en un contexto de disminución de la financiación.

"Debemos entender las etapas por las que debemos pasar y repartir los recursos científicos y financieros en función de sus prioridades", dijo a la AFP el estilista estadounidense, si se quiere que la epidemia del sida deje de ser un gran problema de salud pública de aquí al año 2030, el objetivo fijado por Onusida.

En el terreno, las personas implicadas en la prevención, en el acceso a los tratamientos y en la búsqueda de un remedio o vacuna "no hablan entre ellas suficientemente", estimó Cole, muy implicado desde los años 80 en la lucha contra el sida.

La coalición, bautizada "Terminar con el sida" ("End AIDS" en inglés), reúne a unas 30 organizaciones, incluyendo Onusida y el El Fondo mundial para la lucha contra el VIH/SIDA, la tuberculosis y la malaria (GFATM) y el organismo sudafricano Caprisa.

También la integra PEPFAR (Plan de Emergencia del Presidente para el Alivio del SIDA), el plan de ayuda de urgencia estadounidense para la lucha contra esta enfermedad en el extranjero.

Según Cole, con una mejor coordinación "se ganará eficiencia, se harán ahorros significativos y se evitará hacer dos veces lo mismo", algo esencial en momentos en los que hay "menos fondos disponibles para todo el mundo y al mismo tiempo más necesidades".

A nivel mundial, las ayudas gubernamentales para luchar contra el sida disminuyeron el año pasado a su nivel más bajo desde 2010 -7.000 millones de dólares (unos 6.400 millones de euros), frente a 7.500 millones de dólares en 2015-, según la Kaiser Family Foundation.

En EEUU, históricamente el país que más contribuye en esta causa, el presidente Donald Trump propuso recortar la financiación de varios programas de salud.

"Estamos en un punto de inflexión en la lucha contra el sida", indicó Cole, que destaca progresos pero también inquietudes, como la aparición de resistencias a los tratamientos.

"Si no actuamos ahora y juntos puede que luego no sea posible controlar esta epidemia y el costo, tanto financiero como en vidas humanas, sería catastrófico", agregó.




Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos