Desde Municipio Tequila (México) (AFP)

Hotel de barricas introduce a sus huéspedes en los secretos del tequila

La experiencia de dormir dentro de una barrica de tequila, copia fiel aunque agigantada de aquellas donde se añeja la tradicional bebida mexicana, es la insólita propuesta de un hotel que funciona dentro de una fábrica del destilado, justo en el pueblo que le da nombre.

México, turismo, bebidas, hoteles
Un hotel ofrece la experiencia de dormir dentro de una barrica de tequila, copia fiel aunque agigantada de aquellas donde se añeja la tradicional bebida mexicana - AFP/AFP
Anterior Siguiente

La experiencia de dormir dentro de una barrica de tequila, copia fiel aunque agigantada de aquellas donde se añeja la tradicional bebida mexicana, es la insólita propuesta de un hotel que funciona dentro de una fábrica del destilado, justo en el pueblo que le da nombre.

El dueño, Carlos Hernández, asegura a la AFP que "Matices, Hotel de Barricas", es "un concepto único en el mundo", un dato parcialmente correcto ya que en lugares como Portugal y Países Bajos ya existen alojamientos con habitaciones construidas dentro de grandes barricas de vino.

El hotel, que opera desde hace 18 meses, está conformado por 34 gigantescos toneles de unos 7,2 metros de largo por 4,8 de diámetro emplazados en medio de un campo de más de dos hectáreas donde crecen árboles de agave, planta nativa mexicana que es la materia prima de la bebida.

"En vez de tener jardines tienes agaves, estás dentro de una fábrica de tequila", destaca Hernández, quien produce su propia marca en el estado occidental de Jalisco.

noticia
Vista por dentro de una de las habitaciones construidas en barricas gigantes de tequila en un hotel en el estado mexicano de Jalisco, el 22 de marzo de 2019 (AFP/AFP)

Explica que el propósito de añejar el tequila blanco o joven en barricas de roble y encino es que adquiera su color y sabor, es decir, "los matices" que lo caracterizan y de donde surge el nombre del hotel.

"Queremos ahora probar qué es lo que pasa si ponemos a una persona a descansar, a pernoctar dentro de una barrica. Esperemos que salga un mejor ser humano", dice Hernández. "Con el tequila sí lo logramos", remata sonriente.

Asegura que la idea de las habitaciones surgió en una cava cuando una barrica se rompió por falta de humedad. "Ahí nos dimos cuenta que era una señal para decirnos '¡constrúyeme!'", relata Hernández.

En la decoración abundan pinturas, adornos y distintivos relacionados al tequila, su proceso de elaboración e historia.

Juan López de 37 años y su esposa Anilú Ramírez, originarios de Guanajuato (centro), supieron del hotel por internet y decidieron ir a festejar su quinto aniversario de matrimonio.

El hotel brinda también a los huéspedes la experiencia de elaborar su propio tequila, desde cortar la planta hasta la destilación de la bebida.

"El recorrido por la fábrica de tequila, (es) impresionante", comentó Ramírez a la AFP.

Tequila, con unos 40.000 habitantes, está situado unos 70 km al oeste de Guadalajara, la capital de Jalisco, y se caracteriza por su clima semiseco, sus grandes campos de agave y vastos bosques de pinos, robles y encinos, entre otras especies.




Te puede interesar