Desde Gaza (Territorios Palestinos) (AFP)

Gaza adapta fábricas para producir mascarillas y ropa médica

La fábrica Queen Tex en Gaza solía especializarse en la fabricación de camisas y pantalones, pero con la nueva epidemia de coronavirus que arrasa al mundo se ha transformado y adaptado para comenzar a producir ropa médica y mascarillas.

Virus, health, Palestinians, Israel, Gaza
Unos trabajadores palestinos cosen trajes protectores y mascarillas el 25 de marzo de 2020 en una fábrica de Gaza - AFP/AFP
Anterior Siguiente

La fábrica Queen Tex en Gaza solía especializarse en la fabricación de camisas y pantalones, pero con la nueva epidemia de coronavirus que arrasa al mundo se ha transformado y adaptado para comenzar a producir ropa médica y mascarillas.

Ahora filas de hombres están usando viejas máquinas de coser para producir mascarillas -que ellos mismos utilizan-, como parte del esfuerzo del enclave palestino bajo bloqueo israelí para desarrollar una respuesta local a la crisis.

"Teníamos la intención de importar máscaras y trajes de China, pero hubo dificultades para hacerlo, así que decidimos fabricarlos nosotros mismos", dijo el gerente, Hassan Alwan.

La fábrica funciona según los estándares internacionales, pero solo tiene suficientes insumos para fabricar alrededor de 1.000 trajes para materiales peligrosos, agregó.

noticia
Unos trabajadores palestinos cosen trajes protectores y mascarillas el 25 de marzo de 2020 en una fábrica de Gaza (AFP/AFP)

La Franja de Gaza solo ha tenido hasta ahora un puñado de casos confirmados de COVID-19.

Los trajes, máscaras y guantes se fabrican inicialmente para el mercado local, con el potencial de exportarlos más tarde a Israel, que enfrenta un brote mucho más grave.

Gaza ha estado en gran parte cerrada por Israel desde que el movimiento islamista Hamas tomó el control del territorio en 2007.

Hamas ha determinado que no se pueden exportar máscaras o trajes hasta que se satisfagan las necesidades del mercado local. Pero Hassan Shehata, codirector de otra fábrica, Hasanco, es optimista y piensa que podrá vender al mercado israelí.

"Las compañías israelíes nos enviaron la tela para producir máscaras médicas para ellos. Necesitan millones de máscaras", dijo. "Queremos producir tres millones de máscaras", añadió.

Decenas de empleados trabajan 10 horas al día, pero no hay suficientes máquinas para alcanzar esas metas de producción, comentó.

Muchas fábricas palestinas solían abastecer el mercado israelí antes de 2007. Ahora, la crisis del coronavirus podría permitir que la industria textil de Gaza en dificultades regrese, dijo Maher Al Tabbaa, de la cámara de comercio local.

"La industria de la confección de Gaza se caracteriza por una alta calidad que compite a nivel mundial si se le da la posibilidad de exportar", comentó.



- Miedo a un brote devastador -

Hasta ahora, Gaza ha declarado solo 10 casos del nuevo coronavirus, comenzando con dos personas que regresaron de Pakistán y ya estaban en cuarentena cuando fueron diagnosticadas.

Más tarde se descubrió que siete guardias conectados a ellos estaban infectados, mientras que el lunes se anunció un décimo caso.

Las autoridades de Hamas han cerrado escuelas y mezquitas, y la única otra frontera de Gaza, con Egipto, también ha sido clausurada. Más de 1.500 palestinos que regresaron de ese país poco antes del cierre han sido puestos en cuarentena en el sur de la franja.

Sin embargo, persiste el temor de que cualquier brote en la empobrecida Gaza pueda extenderse rápidamente.

El enviado de Naciones Unidas, Nickolay Mladenov, dijo el lunes que el sistema de salud de Gaza estaba sobrecargado incluso antes de que surgiera la enfermedad.

"Gaza es una de las áreas más densamente pobladas del mundo y esto, junto con su sistema de atención médica ya frágil, lo convierte en un caso particularmente de alto riesgo para el brote de COVID-19", dijo al Consejo de Seguridad de la ONU.

Gaza ha mantenido por ahora una apariencia de normalidad, con barberías y otras tiendas aún abiertas, aunque se requiere que el personal utilice equipo de protección.

Además de las tijeras y el gel para el cabello, el barbero Rami Azzam tiene cajas de guantes y máscaras y spray desinfectante listo cuando comienza a cortar.

"Los empleados del ministerio de salud vienen diariamente a esterilizar a las barberías, han impuesto medidas duras", dijo. "Pero casi ningún cliente viene a afeitarse", lamentó.

El cliente Suleiman Al Dahdur, de 28 años, dijo que había estado evitando cortarse el pelo hasta que se enteró de las medidas de protección. "Por supuesto que hay miedo. Pero como ves, el barbero está usando una máscara y guantes", dijo.

#Virus #Health #Palestinians #Israel #Gaza


Te puede interesar


Quantcast