Nacimiento de Miguelina Acosta Cárdenas

dia en Perú Categoría: Efemérides | 23 de noviembre

Anterior Siguiente

Miguelina A. Acosta Cárdenas fue la primera abogada en el Perú. Fue una ferviente activista por los derechos femeninos, indígenas y de los obreros..

calendario
Imagen: aquellascosasqueanadieimportan.blogspot.pe


Miguelina Aurora Acosta Cárdenas fue la primera abogada peruana, fue una ferviente activista por los derechos femeninos y de los obreros. Integrante de la Asociación Pro-Indígena y directora junto con Dora Mayer del semanario La Crítica que abordaba temas relativos al movimiento de los derechos femeninos  en el mundo y los derechos de indígenas y obreros.

Miguelina Acosta Cárdenas nació el 23 de noviembre de 1887 en el departamento de Loreto. Fue hija de un cauchero lo que le permitió estudiar en Europa y viajar desde temprana edad. Ello abrió su perspectiva del mundo y le permitió acceder a ideas progresistas. Al concluir sus estudios volvió a Lima para ingresar a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

Sin embargo, no pudo lograrlo por no contar con los documentos que acreditaran sus estudios secundarios. Así que no desistió hasta completarlos de acuerdo al plan vigente en el país. Una vez finalizados pudo ser admitida en la Facultad de Letras, en donde tuvo que sobrellevar los típicos desplantes masculinos que sufrían las mujeres de la época al acceder a estudios universitarios. Al terminar sus estudios, ingresó a la Facultad de Jurisprudencia y Ciencias Políticas, donde se graduó con la tesis "Nuestra institución del matrimonio rebaja la condición jurídica social de la mujer". Obtuvo el doctorado con la tesis "Reformas necesarias del código civil común peruano tendientes a hacer efectiva la igualdad civil y jurídica del hombre y la mujer".

Miguelina A. Acosta fue la primera abogada peruana y su estudio se dedicó a apoyar causas obreras y femeninas. Se desempeñó como presidenta de la Federación de Universitarias Peruanas que conectaba a jóvenes estudiantes con instituciones femeninas nacionales y extranjeras. La Federación proponía el acceso general de las mujeres a la educación secundaria y el incremento de organizaciones femeninas obreras, para ello se proponía un plan de extensión universitaria y la organización de comisiones de enseñanza y propaganda.

Fue parte de la Asociación Pro-indígena que defendía los intereses sociales de la raza autóctona peruana, también era integrante Dora Mayer, con quien dirigió más adelante el semanario La Crítica entre los años 1917 a 1919. Acosta también redactó varios artículos y este semanario tocaba temas de los que la prensa de aquella época no se ocupaba.

Fue secretaria de Evolución Femenina, una asociación feminista, participó también en la sección femenina de La Liga Agraria y de su anexo El Bazar Nacional y fue socia honoraria de la sociedad Labor Feminista. Fue seguidora de las ideas anarquistas debido a su ideario de justicia y a que dicho movimiento reconocía la importancia de la participación femenina en la transformación social, presidió el Comité Femenino Pro-abaratamiento de las Subsistencias (ala femenina del Comité Pro-abaratamiento) que estuvo constituido por obreras, comerciantes y amas de casa que exigían frenar el precio de productos de necesidad básica.  El Comité Pro-abaratamiento estaba conformado por hombres y mujeres y debido a que el Gobierno no tomó en cuenta las peticiones de esta organización, los obreros se declararon en huelga en Lima y Callao, está huelga estuvo desde el 27 de mayo al 5 de junio de 1919, muchos manifestantes fueron perseguidos y encarcelados varios dirigentes, se destruyeron propiedades como estudios e imprentas. Miguelina demostró su gran valentía participando en esta lucha social por los derechos de los trabajadores.

También participó en el año 1924 en la Conferencia Panamericana de Mujeres en Lima y fue integrante de la Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad en el Perú.

Se dedicó también a dictar clases a mujeres en las escuelas de capacitación obrera pues tenía la fuerte convicción de que la educación es el instrumento para una sociedad más equitativa y abogaba por que la instrucción fuera laica y racionalista, instaba a las mujeres a asistir a las universidades para que adquiriesen una cultura integral, disertaba sobre el respeto a la mujer en la esfera doméstica y pública. Se oponía a que las mujeres fueran tuteladas, defendió el derecho al trabajo y un salario justo para las mujeres. También fue docente en la Universidad Popular Gonzáles Prada.

Además de sus artículos en La Crítica, también colaboró en El Obrero Textil y en Amauta en 1920. Era una mujer de gran personalidad, tuvo una discrepancia con algunos textos de José Carlos Mariátegui sobre la región Loreto que mencionaba en el capítulo Regionalismo y Centralismo en los 7 ensayos de la interpretación de la realidad peruana: “La montaña, sociológica y económicamente carece aún de significación”. Miguelina le indicó la importancia del caucho en la economía nacional y su significado en el país además de que tomara en cuenta la sociología de la población de dicha zona. Esto llevó a Mariátegui a realizar algunas precisiones en su obra.

Miguelina A. Acosta falleció el 26 de octubre de 1933 en Lima.

Bibliografía consultada

ELIZABETH CAVIEDES TORRES, Miguelina A. Acosta Cárdenas: Una semblanza* [en línea]. Aquellas cosas que a nadie importa, 13 marzo 2010.  11:57. [consulta: 28 de marzo de 2017]. Disponible en: https://aquellascosasqueanadieimportan.blogspot.pe/2010/03/miguelina-acosta-cardenas-una-semblanza.html




Te puede interesar