Combate nocturno del 25 de mayo

La madrugada del 25 de mayo de 1880 se produjo el encuentro entre fuerzas peruanas y chilenas frente a la bahía del Callao, durante el combate destacó la acción valerosa del héroe nacional José Gálvez.

Categoría: 25 de mayo - Combate nocturno del 25 de mayoEfemérides

DePeru.com | 25 de mayo


 



La noche del 24 de mayo de 1880, las lanchas peruanas Independencia, al mando del teniente 2° José Gálvez Moreno (hijo del héroe del Combate del 2 de mayo de 1866, José Gálvez Egúsquiza) y Resguardo, al mando del teniente 2° Julio Benites, escoltaban a la lancha Callao, comandada por el alférez Pedro Bernales, que tenía la comisión de fondear dos torpedos automáticos en la bahía del Callao.

A la 1:30 de la madrugada, ya el 25 de mayo, en el centro de la bahía, la Independencia encontró a la torpedera chilena Guacolda al mando del teniente 2° Luis A. Goñi, la nave peruana inició el ataque con cuatro tiros de su cañón a la Guacolda.

La Guacolda huyó, pero el cañón de la lancha peruana quedó dañado, la Callao culminó la colocación de los torpedos y las lanchas retornaron al muelle sin avistar ningun peligro en las aguas. Después, la Independencia, volvió a cruzarse con la Guacolda que se interpuso en su camino hacia tierra, también se encontraba cerca la torpedera chilena Janequeo al mando del teniente 1° Manuel Señoret.

La Independencia disparó la ametralladora y fusil con lo que alejó a la nave pero la ametralladora se trabó y se averió en pleno combate. Los chilenos intentaban abordar la lancha peruana; con una embestida sobre la aleta de babor las lanchas quedaron atracadas y empezó la lucha cuerpo a cuerpo.

Entonces el teniente Gálvez ideó su último recurso para evitar la captura de la nave y junto con el practicante de medicina, Manuel S. Ugarte, llevaron un torpedo a la popa, con 32 libras de pólvora, ambos cargaron en peso el torpedo con la mecha prendida y esperando el proazo de la lancha chilena Janequeo en la popa de la Independencia lo lanzaron hacia la lancha chilena. Al ser muy larga la mecha, Gálvez le disparó con su Winchester dos veces para acelerar su explosión, ambas embarcaciones se hundieron, la Janequeo también había hecho estallar sus torpedos de botalón en la popa de la Independencia aunque no tuvo gran impacto.

La Guacolda recogió a siete peruanos náufragos: Gálvez, Medina, Mondragón, Villanueva, Falcón, Grandall y Martínez que fueron tomados como prisioneros. Luego de que se hundiera la Independencia, la Resguardo que tenía la ametralladora atracada se retiró al muelle de guerra.

Ocho peruanos murieron, entre ellos, Manuel Ugarte, el guardiamarina Emilio San Martín y el timonel Andrés Gouden. Por otra parte, la lancha chilena llegó al lado de un buque neutral que los rescató, algunos de los tripulantes murieron y otros quedaron heridos. 

Seis peruanos fueron recogidos por embarcaciones de los buques neutrales Amistad y Mayro. Galvarino Riveros, contralmirante chileno, jefe de la escuadra liberó a Gálvez la tarde del 25 de mayo que se encontraba muy malherido.

José Gálvez Moreno por su valerosa acción fue declarado héroe nacional por Resolución Legislativa, el 25 de octubre de 1891.