Carboxiterapia en el Período Post Parto

La terapia con Dióxido de Carbono o Carboxiterapia tiene una propuesta nueva, diferente y saludable para ponernos en forma luego de la dulce espera.

Anterior Siguiente
Post Parto

El embarazo es una etapa  que origina grandes cambios en la vida de una mujer.  Durante este período nuestro cuerpo tiene que transformarse para albergar al nuevo ser que se está formando. Nuestras caderas se ensanchan, se acumula grasa en  las caderas, los muslos y el abdomen.  Los músculos del abdomen se reblandecen y la piel del abdomen se estira para dar  paso al crecimiento del volumen del útero.

Nuestro peso varía y se suelen ganar por lo general de siete kilos de peso a más.  El peso promedio normal de ganancia es de 10 Kg pero en algunos casos se llega a ganar hasta 35 kg de peso.


Por lo general, el exceso de peso ganado y los cambios ocurridos  durante el embarazo los reconocemos en la etapa post parto. Es en este tiempo, por lo general,  cuando reparamos del exceso de grasa en nuestro abdomen, espalda, muslos, caderas y brazos.  Nos damos cuenta además de las estrías que salieron en el abdomen y las mamas (a veces también en los glúteos) y que nuestra piel ya no es la misma, ahora está flácida.


Es importante entonces, pensar en mejorar nuestra imagen, pues si bien ahora somos mamás, no debemos perder la perspectiva que somos mujeres y que debemos estar siempre bien con nosotras mismas.


En el periodo postparto es necesario entonces cambiar nuestra alimentación de tal forma que sea balanceada para que nos permita una lactancia adecuada  para nuestro pequeño y una pérdida de peso saludable. Además es necesario retomar el ejercicio físico para volver a tonificar los músculos y para movilizar la grasa localizada. No obstante, a veces hay zonas en las que la grasa localizada es difícil de remover. Además la piel no se recupera fácilmente.


La terapia con dióxido de carbono o Carboxiterapia es ideal para ayudarnos en este período a recuperar la piel, y reducir la grasa localizada difícil de remover con la lactancia o el ejercicio físico.


Carboxiterapia ha probado tener efecto lipolítico (Brandi C., Aesth. Plast. Surg. 25:170–174, 2001) de tal forma que la grasa localizada excedente podemos movilizarla y eliminarla. La terapia con CO2 además ha demostrado mejorar la densidad del colágeno en la piel de tal forma que nos ayuda a restaurar su elasticidad.


Por otro lado, si nuestra piel no resistió los rápidos cambios durante el embarazo y presenta ahora estrías, Carboxiterapia es una excelente opción para atenuarlas mejorando a la vez la calidad de la piel, pues además de incrementar el recambio de colágeno, mejora la microcirculación.


Carboxiterapia es un buen tratamiento para la grasa localizada, la flacidez y las estrías post parto pero debe siempre ser indicada y aplicada por un médico especializado y bien entrenado.

Autor del artículo
Dra. Martha Paola Arellano
Médico Endocrinóloga
CMP 36247 / 24251
Teléfono
992 157 215
Centro de trabajo
ARSACIS SAC
Web
www.carboxiterapia.com.pe




Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos