Las Posadas

Las Posadas son fiestas que tiene como objetivo, preparar a los feligreses para el tiempo de Navidad durante nueve días, entre el 16 y 24 de diciembre.


img-responsive


 

Durante esta celebración, se recuerda el viaje de la Sagrada Familia desde Galilea hacia Belén, así como los nueve meses de gestación de Jesús.

Origen:

En el México prehispánico celebraban el advenimiento de Huitzilopochtli (Dios de la Guerra) durante la época invernal o Panquetzaliztli, que iba del 17 al 26 de diciembre, que coincidía con la época donde los europeos celebraban la Navidad. Estas celebraciones fueron cambiando una vez que el pueblo fue evangelizado y la imagen de Huitzilopochtli fue sustituida por la de José y María.

Esta actividad reanima el espíritu religioso de la sociedad y están llenas de la emoción, alegría y amistad que siempre se respira durante el tiempo de Navidad.  

Las posadas tradicionales tienen ligeras variantes de acuerdo al lugar donde se celebran y han ido cambiando con el paso del tiempo. Sin embargo, los aspectos comúnes más importantes son el pedir posada con los villancicos, el rezo del rosario, la piñata y los infaltables ponche, velas, fruta, luces de bengala y los regalos.

No existe templo, parroquia o capilla por pequeña que sea que durante el período del 16 de Diciembre al 6 de Enero, no levante un nacimiento en ocasiones con verdaderas joyas escultóricas o figuras de barro y que celebren las posadas con cantos religiosos y villancicos, para despertar alegría en la gente.

La tradición reza que José y María tuvieron que ir en Belén de puerta en puerta pidiendo posada, en un hecho que pudo no ser relevante, pero que era un caso especial pues María se encontraba embarazada y a punto de dar a luz.

Estas fiesta se realizan todos los días desde el 16 de diciembre hasta la noche del 24. En diversos barrios, la gente se reúne en diferentes casas, al principio se forma una pequeña peregrinación donde al frente van dos o varias personas cargando pequeñas estatuas de José, María, el Ángel y en algunas ocasiones, un burro (en muchos lugares se llega a representar en vivo con gente personificada).