Consecuencias físicas de las relaciones sexuales

Algunas personas aseguran que mantener relaciones sexuales puede ser un beneficio para la salud físico y mental de las personas.

Temas | Sexualidad


Los individuos se sienten más atractivos, generam endorfinas y se sumergen en un estado de exaltación agradable. Además, las relaciones sexuales ayudan a combatir el estrés y la rutina de todos los días.

Si nos referimos al cuidado físico, bien podemos afirmar que un poco de ejercicio no cae para nada mal, pues hay estudios que atribuyen a que la práctica del sexo, reduce hasta en un 50% el riesgo de infarto.

Hay también consecuencias físicas para aquellas personas que practican demasiado sexo. Las erecciones masculinas pueden volverse más débiles y dolorosas. Ese malestar se acrecienta cuando se acaba con la reserva de espermatozoides, esto es, cuando el varón ya no tiene más semen y solo eyacula líquido prostático o seminal. En el caso de las mujeres, la irritación vaginal o la falta de lubricación pueden ser consecuencias molestas de un exceso de relaciones coitales.

Se le puede sumar las consecuencias normales de un exceso de ejercicio físico: agujetas, tirones, agotamiento. Y también, según un artículo publicado en el British Journal of Urology (BJU) International del que se han hecho eco diversos medios, investigadores de la Universidad de Nottingham han descubierto una serie de relaciones entre la elevada actividad sexual de los varones entre 20 y 40 años y el cáncer de próstata.

Un estudio realizado en 800 hombres, determinó que el 59% de pacientes que padecen esta dolencia, habían mantenido relaciones o se habían masturbado más de 12 veces al mes desde los 20 años hasta los 30. Demasiada actividad a tan temprana edad no es recomendable.