Desde Washington (AFP)

Trump dice que países que reciben petróleo del Golfo deben proteger sus propios intereses

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el lunes que los países que reciben petróleo del Golfo, como China y Japón, deben velar por sus propios intereses en esa "peligrosa" región, que según aseveró ya no es tan crucial para los estadounidenses.

diplomacia, EEUU, Irán, política, energía
El puerto iraní de Bandar Abbás en el estratégico estrecho de Ormuz, atravesado por gran parte de los buques petroleros del mundo. - AFP/AFP
Anterior Siguiente

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el lunes que los países que reciben petróleo del Golfo, como China y Japón, deben velar por sus propios intereses en esa "peligrosa" región, que según aseveró ya no es tan crucial para los estadounidenses.

En un par de tuits, subrayó que el pedido de Washington a Teherán es simple: que no desarrolle armas nucleares ni apoye al terrorismo.

Trump enfatizó que Estados Unidos se ha convertido en el mayor productor de energía del mundo y no necesita estar en la zona del estrecho de Ormuz, principal vía para enviar petróleo desde el Golfo Pérsico al resto de los océanos, que Irán amenaza cerrar.

Por eso, dijo, no se debe confiar en Estados Unidos para asegurar el tránsito por las estrechas rutas marítimas a lo largo de la costa de Irán.

"China obtiene el 91% de su petróleo del Estrecho, Japón, el 62%, y así muchos otros países", escribió Trump.

"Entonces, ¿por qué estamos protegiendo las rutas marítimas de otros países (desde hace muchos años) por cero compensación? Todos estos países deberían proteger sus propios buques en lo que siempre ha sido un viaje peligroso", afirmó.

"¡Ni siquiera tenemos que estar allí porque Estados Unidos se ha convertido (por lejos) en el mayor productor de energía de todo el mundo!", añadió.

El mandatario remató sus comentarios señalando: "El pedido de Estados Unidos para Irán es muy sencillo: ¡No armas nucleares y no más apoyo al terrorismo!".

Irán insiste en que no tiene un programa de armas nucleares y firmó un pacto internacional en 2015 destinado a garantizar que su industria nuclear se limita a usos civiles. Pero Trump, desconforme con la actitud de Teherán desde entonces, retiró a Estados Unidos del acuerdo en 2017, reimponiéndole sanciones económicas.

La tensión entre ambos países aumentó la semana pasada, después de que las fuerzas iraníes derribaron un dron no tripulado estadounidense.

Ese fue el último de una serie de incidentes recientes, incluyendo misteriosos ataques contra petroleros en las sensibles aguas del Golfo, que Washington atribuyó a Irán pero Teherán negó. La escalada ha aumentado los temores de una confrontación entre Estados Unidos e Irán.

Los tuits de Trump se inscriben en su empeño por reducir la presencia diplomática y militar de Estados Unidos en todo el mundo.



Te puede interesar