Desde Nairobi (AFP)

Posible extracción de petróleo aún amenaza a gran reserva natural africana

Una posible extracción de crudo sigue amenazando a la más antigua reserva natural africana, el parque protegido de Virunga, en el este de la República Democrática del Congo (RDC), pese al abandono de proyectos petrolíferos de dos empresas europeas.

RDCongo, animales, Unesco, petróleo, contaminación
Foto de archivo tomada el 7 de abril de 2011 muestra a un gorila de montaña de la familia Kabirizi en el Parque Nacional de Virunga, este de la República Democrática del Congo, esperando que pare la lluvia. - AFP/Virunga National Park/AFP
Anterior Siguiente

Una posible extracción de crudo sigue amenazando a la más antigua reserva natural africana, el parque protegido de Virunga, en el este de la República Democrática del Congo (RDC), pese al abandono de proyectos petrolíferos de dos empresas europeas.

Esta reserva natural se extiende sobre casi 800.000 hectáreas en la provincia de Kivu del Norte, en la frontera con Uganda y Ruanda.

Kinshasa explicó el viernes que quería llegar a un acuerdo con la UNESCO para poder extraer el petróleo que pueda haber debajo de este parque considerado patrimonio mundial de la humanidad, el cual ya ha sufrido importantes daños como consecuencia, entre otras cosas, de conflictos armados.

Las autoridades congoleñas tuvieron "contactos con la UNESCO" para ver cómo "explotar adecuadamente" los recursos del parque y "que las poblaciones que viven en él puedan aprovecharlos", según declaró el primer ministro congoleño, Augustin Matata Ponyo.

noticia
Foto de archivo tomada el 15 de setiembre de 2012 muestra a un bebé gorila de montaña en el Parque Nacional de Virunga, este de la República Democrática del Congo, y traído del Parque Nacional Kahuzi-Biega. (AFP/Virunga National Park/AFP)

No obstante, el Comité del Patrimonio Mundial ha afirmado en varias oportunidades que la prospección y la extracción de petróleo son "incompatibles" con el reglamento de la institución.

Al ser interrogado por la AFP, el representante de la UNESCO en la RDC, Abdourahamane Diallo, declaró que había "conversaciones" e "intercambios" entre la institución y el gobierno congoleño al respecto, pero negó que hubiera "negociaciones".

El gobierno congoleño había otorgado en 2010 permisos de exploración en territorios que incluían importantes porciones de la reserva a las empresas británica Soco y francesa Total, lo cual motivó una intensa movilización internacional y local contra estos permisos, finalmente suspendidos por Kinshasa en 2011.

El jueves, Soco confirmó su retirada total a mediados de este año de la zona que se le había atribuido.

En junio pasado, la empresa británica se había comprometido con el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) a cesar toda actividad petrolera en Virunga.

Por su parte, Total también se había comprometido el año pasado a no realizar prospecciones de gas o petróleo en sitios naturales inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

El Comité del Patrimonio Mundial había hecho llamamientos en 2012 y 2013 a las compañías petroleras cuyas concesiones dañaban el Parque Nacional de Virunga, para que no prospectaran dentro de los sitios patrimoniales.

Según el acuerdo con WWF, Soco se comprometió a cesar sus "programas operacionales" en el Parque Nacional Virunga y a no perforar allí "salvo que la UNESCO y el gobierno de la RDC estén de acuerdo".

A cambio, el WWF se comprometió a retirar su demanda interpuesta en octubre de 2013 ante la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) sobre las presuntas violaciones de los derechos humanos y las protecciones medioambientales.

El Parque Virunga alberga una biodiversidad excepcional y motivó una dura lucha entre Soco y varias asociaciones de residentes, de la sociedad civil o de defensa del medioambiente.

El WWF llegó a denunciar "amenazas de muerte" contra dos miembros de su personal opuestos a los proyectos de exploración petrolera en el Parque Natural Virunga.

La dirección del parque había indicado el año pasado que, en casi 20 años, más de 140 guardias habían muerto en el ejercicio de sus funciones, víctimas entre otros de los rebeldes locales o extranjeros involucrados en actividades ilegales (caza ilegal, deforestación...).



Te puede interesar