Desde Londres (AFP)

Mariscadores escoceses protestan en Londres por los contratiempos del Brexit

Frustrados por el "papeleo" administrativo impuesto tras el Brexit que retrasa considerablemente la exportación de sus productos altamente perecederos, los mariscadores escoceses se manifestaron el lunes en Londres con sus camiones contra la "incompetencia" del gobierno de Boris Johnson.

GB, UE, Brexit, Escocia, diplomacia, pesca, comercio
Con la frase Gobierno incompetente está destruyendo la industria del marisco, un camión participa en la protesta del sector en Londres el 18 de enero de 2021 - AFP/AFP
Anterior Siguiente

Frustrados por el "papeleo" administrativo impuesto tras el Brexit que retrasa considerablemente la exportación de sus productos altamente perecederos, los mariscadores escoceses se manifestaron el lunes en Londres con sus camiones contra la "incompetencia" del gobierno de Boris Johnson.

Con lemas escritos en sus costados como un "gobierno incompetente está destruyendo la industria del marisco" o la "masacre del Brexit", los camiones de los mariscadores circularon rodeando el Parlamento de Westminster.

"Siempre supimos que habría problemas pero (...) nunca previmos la situación actual", explicó a la AFP Allan Miller, director general de la empresa escocesa de exportación de mariscos AM Shellfish.

Miller denunció las "montañas de papeleo" que ahora deben rellanar, "desde las declaraciones de aduana hasta los certificados sanitarios".

noticia
Un camionero de la industria del marisco charla con policías durante la protesta en Londres, el 18 de enero de 2021 (AFP/AFP)

Además de los "costos astronómicos" de estos trámites, les preocupan las consecuencias en el transporte del marisco, un producto fresco cuyo envío ahora se ve considerablemente retrasado.

"El más mínimo cambio puede marcar la diferencia en un viaje semanal con mariscos vivos", afirma.

Muchos pescadores votaron a favor del Brexit en el referéndum de 2016 creyendo que les beneficiaría al devolverles el control total sobre las aguas británicas.

Pero el acuerdo finalmente firmado entre Londres y Bruselas deja a los pescadores europeos con gran parte de sus derechos durante los próximos años, para gran decepción de los británicos.

Y la ralentización en las fronteras aumentó su descontento.

"Esperemos que el gobierno intervenga y nos ayude", decía Michael, un pescador de Northumberland, en el norte de Inglaterra.

El primer ministro Johnson afirmó que "comprende las frustraciones y preocupaciones" de los mariscadores y prometió que las empresas que experimentan problemas para llevar sus productos a la Unión Europea tendrán acceso a un fondo de compensación de 23 millones de libras (31 millones de dólares, 25 millones de euros).

Pero consideró que los problemas de los pescadores también se deben "en gran medida a la pandemia", ya que los restaurantes han tenido que cerrar en varios países europeos. "La demanda de pescado británico en los restaurantes del continente no ha vuelto a ser la misma que antes de la pandemia", afirmó.




Te puede interesar