Desde Londres (AFP)

Los seguros, la otra arma de la UE para bloquear el petróleo ruso

Menos espectacular que el embargo progresivo del oro negro, la prohibición de la Unión Europea (UE) a las compañías de seguros europeas de cubrir el transporte marítimo de petróleo ruso podría penalizar aún más a Moscú.

UE, Rusia, Ucrania, conflicto, petróleo, transporte, sanción, seguros
Un buque tanque transfiere el crudo del petrolero de bandera rusa Lana (drcha.) frente a la costa de Karystos, en la isla griega de Eubea, el 29 de mayo de 2022 - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

Menos espectacular que el embargo progresivo del oro negro, la prohibición de la Unión Europea (UE) a las compañías de seguros europeas de cubrir el transporte marítimo de petróleo ruso podría penalizar aún más a Moscú.

La medida, que está incluida en la sexta serie de sanciones anunciada a principios de junio por la UE, tiene "consecuencias más importantes para el mercado petrolero que el embargo", afirma en una nota Carsten Fritsch, analista de Commerzbank.

Las aseguradoras europeas tienen hasta finales de año para aplicarla en los contratos en vigor y los profesionales británicos deberían sumarse a la medida, lo que "probablemente tendrá un impacto (de alza) en los precios", dice Marcus Baker, responsable internacional de seguros de transporte de mercancías para Marsh.

Los dirigentes del G7, que se reunieron el lunes y el martes en Alemania, estudian en paralelo cómo crear un sistema de limitación del precio del petróleo ruso. El sector privado, tanto de los seguros como de transporte, debería estar incluido.

La UE ya recurrió a la prohibición de asegurar el transporte de petróleo en 2012. En aquel momento fue contra el crudo iraní, en el marco de las sanciones contra el programa nuclear de Teherán.

- "Sumas colosales" -

Los barcos comerciales necesitan estar protegidos en tres frentes: la póliza para el casco y la estructura del barco, el seguro del flete, y el seguro de protección e indemnización (P&I), que incluye una cobertura ilimitada de daños causados a terceros.

Este seguro marítimo especial, que cubre desde los riesgos de guerra a problemas medioambientales, corre a cargo de asociaciones de profesionales, llamadas "clubs P&I", que mutualizan los riesgos.

Se necesitan "sumas colosales", explica Mathieu Berrurier, director general del grupo Eyssautier Verlingue, contactado por la AFP.

Los aseguradores de un club P&I son prácticamente los únicos que pueden proponer garantías para riesgos de envergadura como "grandes mareas negras" o "colisión con un transatlántico", según Berrurier. Estos daños pueden llegar a ser de miles de millones de dólares.

Entre el 90 y 95% del mercado de los seguros P&I están en manos de compañías de la UE y Reino Unido, según estimaciones profesionales del sector.

"El mercado está tan estrechamente vinculado a Europa que será casi imposible" evitar las sanciones, afirma a la AFP un dirigente de una empresa de transporte de petróleo, bajo anonimato. "No existe un mercado de seguros alternativo suficientemente maduro y serio".

- Autoseguro -

Dmitri Medvedev, expresidente ruso y actual vicepresidente del Consejo de seguridad de Rusia, adelantaba a principios de junio la posibilidad de "garantías públicas en el marco de acuerdos intergubernamentales" con Estados terceros. Rusia podría así autoasegurar y esquivar las sanciones de la UE, según él.

"Es verdad, pero hasta cierta medida", matiza Livia Gallarati, analista para Energy Aspects. "El valor de los posibles daños es tan grande que ninguna compañía está dispuesta a asumirla ella misma".

"Ninguna compañía rusa cuenta con suficiente superficie financiera para encarar" riesgos de este tipo, coincide Mathieu Berrurier.

Respecto a la posibilidad de que Rusia transporte su petróleo, Gallarati confirma que el país dispone de su propia capacidad de expedición, pero es muy baja.

India, China o Japón suenan como posibles alternativas. Japón ya propuso garantías a los navíos iraníes.

"Las circunstancias políticas ya no son las mismas", según Gallarati, pero India "podría verse tentada". Sus relaciones con la administración Biden no están en su mejor momento e India tardó en condenar la invasión rusa de Ucrania y aumentó sus importaciones de petróleo ruso pese a las críticas.

El país "ayuda a Rusia a seguir vendiendo su petróleo pese a las sanciones occidentales". Suministra una certificación a más de 80 navíos que pertenecen a una filial basada en Dubái de la compañía marítima nacional rusa Sovcomflot, indica Carsten Fritsch.

Pero el riesgo para la reputación es demasiado grande para las compañías reaseguradoras occidentales si se asocian con seguros asiáticos para cubrir el transporte de petróleo ruso, advierte Marcus Baker.




Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos