Desde Río de Janeiro (AFP)

Las ganancias de la minera brasileña Vale caen un 18% en el segundo trimestre

La minera brasileña Vale reportó este jueves ganancias netas de 6.203 millones de dólares en el segundo trimestre de 2022, un 18% por debajo del mismo período del año pasado, aunque anunció el pago de abultados dividendos.

Brasil,minería,utilidades
Una máquina recoge carbón vegetal en una planta de la minera Vale en Barcarena, Brasil, el 14 de agosto de 2008 - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente
Síguenos en Google News

La minera brasileña Vale reportó este jueves ganancias netas de 6.203 millones de dólares en el segundo trimestre de 2022, un 18% por debajo del mismo período del año pasado, aunque anunció el pago de abultados dividendos.

En el primer trimestre, el grupo ya había visto sus beneficios caer 19,6% (USD 4.480 millones) respecto a los tres primeros meses de 2021.

El Ebitda ajustado (ganancias antes del pago de intereses, impuestos y depreciaciones y amortizaciones) totalizó 5.254 millones de dólares en el segundo trimestre, una reducción interanual de más de 50%.

Estos resultados se explican en parte por la caída del precio del mineral de hierro, cotizado a 113,3 dólares por tonelada en el período abril-junio, frente a los 184,8 dólares que valía en el mismo período del año anterior, informó la empresa en un comunicado.

El presidente de Vale, Eduardo Bartolomeo, dijo que la minera, que cumple 80 años, está comprometida en tornarse una de las empresas más seguras y confiables del sector" y celebró el anuncio de que la empresa pagará 3.000 millones de dólares en dividendos a sus accionistas.

En enero de 2019, la ruptura de un dique minero de Vale en Brumadinho (Minas Gerais, sudeste de Brasil) dejó 270 y provocó un gran desastre ambiental.

Tras el derrumbe, Vale fue condenada y debió firmar millonarios acuerdos de reparación de daños causados por la tragedia.

La de Brumadinho fue la segunda gran tragedia de este tipo en menos de cuatro años en Brasil, después de la de Mariana (Minas Gerais) en noviembre de 2015, que dejó 19 muertos y provocó el mayor desastre ambiental de la historia del país.

Ese dique era propiedad de Samarco, una empresa conjunta de Vale y la angloaustraliana BHP.



Este sitio usa imágenes de Depositphotos