Desde Londres (AFP)

Las cuestiones comerciales que dividen a EEUU y el Reino Unido

El Reino Unido espera negociar un amplio acuerdo de libre comercio con Estados Unidos tras el Brexit, pero varias disputas espinosas podrían poner palos en la rueda

GB, UE, Brexit, EEUU, diplomacia, comercio, gobierno
La sede del gigante tecnológico chino Huawei en Reading, al oeste de Londres, en una imagen del 28 de enero de 2020 - AFP/AFP
Anterior Siguiente

El Reino Unido espera negociar un amplio acuerdo de libre comercio con Estados Unidos tras el Brexit, pero varias disputas espinosas podrían poner palos en la rueda

HUAWEI Y LA 5G

El primer ministro conservador Boris Johnson decidió el martes autorizar un participación limitada del fabricante chino de equipos de telecomunicaciones Huawei en la red 5G en el Reino Unido.

Huawei no estará implicada en las partes centrales sensibles de la red, sino en infraestructuras menos importantes, con una participación en el mercado limitada al 35%.

Londres tomó esta decisión a pesar de las fuertes presiones de las autoridades estadounidenses sobre Europa y en particular el Reino Unido.

Washington alega los estrechos vínculos de Huawei con el gobierno chino y el riesgo de espionaje, que el gigante asiático siempre ha negado.

Boris Johnson prefirió priorizar los intereses británicos, ya que los operadores de telecomunicaciones nacionales lo impulsan a trabajar con el grupo chino ante el riesgo de que se retrase el desarrollo de la red 5G y se vuelva más costosa.

IMPUESTO DIGITAL

Es una de las cuestiones potencialmente más explosivas, ya que Estados Unidos amenazó con represalias comerciales, por ejemplo a través de aranceles al sector automovilístico, al país que adopte un impuesto digital que afecte a los gigantes del sector, apodados GAFA (Google, Amazon, Facebook, Apple).

A pesar de las advertencias estadounidenses, el ministro de Finanzas británico Sajid Javid aseguró la semana pasada en el Foro de Davos que su país aplicará el impuesto a partir del mes de abril tal como está previsto.

"Es un impuesto proporcionado y concebido de manera deliberada como un impuesto temporario. Desaparecerá una vez que haya una solución internacional", dijo Javid.



La cuestión debería volver rápidamente a la mesa de negociaciones del acuerdo de libre intercambio con Donald Trump, que ha hecho del comercio uno de los principales puntas de lanza de su política internacional e insiste en que un impuesto de ese tipo es "discriminatorio".

"POLLO CON CLORO"

Para cerrar un acuerdo con Estados Unidos, el Reino Unido podría tener que aceptar la importación de productos con normas alimentarias mucho menos protectoras para la salud y el medio ambiente que las de la Unión Europea.

De todos modos, el gobierno ha trazado una línea roja tanto para el "pollo con cloro" como para la carne tratada con hormonas, y advirtió que ambos no estarán incluidos en un acuerdo con Washington.

La ministra de Medio Ambiente Theresa Villiers aseguró en enero que se mantendrán las trabas a la importación para esos productos: "Defenderemos nuestros intereses nacionales y nuestros valores, entre ellas las estrictas normas sobre el bienestar animal", prometió, presionada por los agricultores británicos.

Incluso si el Reino Unido desea finalmente importar esos productos estadounidenses, le será imposible luego enviarlos a la Unión Europea.

PRIVATIZACIÓN DEL NHS

Durante la campaña electoral de las legislativas de diciembre, el Partido Laborista, principal fuerza de la oposición, acusó a Boris Johnson de negociar en secreto con Estados Unidos para abrir el servicio público de salud NHS a las poderosas empresas farmacéuticas estadounidenses en el marco de un acuerdo comercial posbrexit.

Esta posible privatización de una parte del NHS fue desmentida por los conservadores, que denunciaron una absurdidad alimentada por las teorías del complot".

Hay que ver si el NHS vuelve a la mesa de negociaciones, pero Estados Unidos ha calmado las aguas, en particular el presidente Trump durante su visita al Reino Unido a fines de 2019.

"Incluso si nos lo traen en una bandeja de plata, no queremos tener nada que ver con eso", declaró en ese momento.

#Gb #Ue #Brexit #Eeuu #Diplomacia #Comercio #Gobierno


Te puede interesar


Quantcast