Desde Londres (AFP)

La pandemia enfría el apetito de los británicos por las vacaciones al sol

¿La fría brisa de Cornualles en lugar del deslumbrante sol de Ibiza? La pandemia de coronavirus empujará a muchos turistas británicos este verano a pasar las vacaciones en su país renunciando de momento a los viajes al extranjero.

GB, pandemia, gobierno, turismo, España
Un camino costero repleto de gente en Durdle Door, en la costa del sur de Inglaterra, el 24 de mayo de 2020 - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

¿La fría brisa de Cornualles en lugar del deslumbrante sol de Ibiza? La pandemia de coronavirus empujará a muchos turistas británicos este verano a pasar las vacaciones en su país renunciando de momento a los viajes al extranjero.

Habitualmente ávidos de playas mediterráneas, los británicos tienen una larga lista de motivos para evitarlas este año: temor a contagios, pérdida de poder adquisitivo y una cuarentena de 14 días al regresar al Reino Unido, entre otras.

"Las conversaciones que mantenemos con los clientes y los ejemplos de reservas muestran claramente que muchas personas se quedarán cerca de casa en el Reino Unido este año", dice Derek Jones, jefe de la sucursal británica de la agencia de viajes suiza de alta gama Kuoni.

Los británicos "consideran que viajar al extranjero en un futuro próximo es demasiado arriesgado", asegura.

noticia
Tres personas pasean frente al mar en Margate, en el sureste de Inglaterra, el 16 de mayo de 2020 (AFP/AFP/Archivos)

Kuoni tiene la intención de subirse al tren y por primera vez ha incluido una oferta para el Reino Unido e Irlanda en su catálogo.

Más allá del miedo a contraer el coronavirus a bordo de un avión o durante la estancia, es la confusión que rodea al desconfinamiento en el Reino Unido y la reapertura de las fronteras lo que está perturbando los preparativos de vacaciones.

"Probablemente haya un aumento del turismo interno, pero es evidente que existe una división entre las personas que quieren ir al extranjero a toda costa y las que no están preparadas", explica a la AFP Sean Tipton, portavoz de la Asociación Británica de Agentes de Viajes (ABTA).

"Además de la sensación general de incertidumbre relacionada con el coronavirus, la pregunta es a dónde ir. El ministerio de Relaciones Exteriores sigue aconsejando que no se viaje y ahora tenemos además la cuarentena", subraya.

En vigor desde el lunes y revisable cada tres semanas, esta cuarentena se impone, con pocas excepciones, a todo el que llegue del extranjero.

En paralelo, la prensa británica está llena de consejos e ideas sobre los mejores lugares para unas vacaciones locales: desde las playas de arena de Dorset hasta el pintoresco Lake District, pasando por Escocia o Yorkshire.

Los campings del país ya tienen muchas reservas, señalaba en mayo la web Cool Camping. Y muchos británicos se informan sobre la compra y el alquiler de caravanas, según el sitio de anuncios Auto Trader.

Por su parte, ABTA recuerda que tradicionalmente 60% de los británicos se quedan en el país durante las vacaciones.

- Recuperación en 2021 -

Sin embargo, VisitBritain, la agencia de promoción turística del Reino Unido, cree que la temporada de verano, incluso en el país, es todavía muy incierta.

El sector ya es uno de los más afectados por la pandemia: hoteles, restaurantes y museos siguen cerrados y es posible que miles de PYMES nunca vuelvan a abrir.

Muestra de las dificultades que enfrentan los profesionales, el grupo de viajes en autocar Specialist Leisure quebró a finales de mayo poniendo en peligro 2.500 puestos de trabajo.

Según una encuesta, "la mayoría de personas que han planeado vacaciones en el país en julio y agosto piensan que es poco probable que tengan lugar", debido al lento desconfinamiento que sólo verá reabrir los pubs y restaurantes en julio, según Patricia Yates, su directora.

Los británicos, afirma, muestran más confianza de cara a octubre, con destinos rurales y costeros a la vista.

"Sería útil ver más turistas británicos, pero no reemplazarán necesariamente a todos los alemanes, franceses, etc., que suelen venir aquí", advierte Tipton.

Especialmente porque los turistas extranjeros gastan más que los británicos.

VisitBritain ha estimado que perderá 19.700 millones de libras (25.000 millones de dólares, 22.000 millones de euros) este año debido a la ausencia de visitantes internacionales.

El sector turístico ya tiene la mirada puesta en 2021, las perspectivas son más tranquilizadoras.

Kuoni está viendo para el año próximo "una fuerte recuperación" de la demanda de playas de arena blanca en las Maldivas.

"Las reservas para el próximo año son más altas de lo que normalmente deberían ser, porque la gente espera que se vuelva a la normalidad", subraya Tipton.




Te puede interesar


Este sitio usa imágenes de Depositphotos