Desde Ciudad de Guatemala (AFP)

Guatemaltecos buscan nuevo récord Guinness por extensa alfombra religiosa

Más de 6.000 católicos guatemaltecos, la mayoría jóvenes voluntarios, elaboraron este Jueves Santo una alfombra de aserrín de 2.300 m de largo en el centro de la capital, en un intento por superar su propia marca de 2014 y alcanzar un nuevo récord Guinness.

Guatemala, religión, récord, tradición
Gente camina en la Ciudad de Guatemala el 2 de abril de 2015 al lado de una alfombra de 2.300 metros de largo hecha de flores y aserrín de colores realizada por empleados municipales y voluntarios - AFP/AFP
Anterior Siguiente

Más de 6.000 católicos guatemaltecos, la mayoría jóvenes voluntarios, elaboraron este Jueves Santo una alfombra de aserrín de 2.300 m de largo en el centro de la capital, en un intento por superar su propia marca de 2014 y alcanzar un nuevo récord Guinness.

La alfombra, hecha principalmente con residuos de madera teñidos de vivos colores, cubrió de norte a sur una avenida principal del centro histórico de Ciudad de Guatemala y sobrepasó los 2.012,5 m de largo que midió la del año pasado, que obtuvo la certificación oficial del Guinness por la más extensa del mundo en su tipo.

Ricardo Quiñónez, vicealcalde de la ciudad, explicó a la AFP que toda la información, como la medición, videos y fotografías, serán enviadas a los representantes de Guinness a fin de obtener la nueva marca.

"Hasta hoy todavía tenemos el récord y queremos romperlo", indicó Quiñónez, mientras varios jóvenes sobre la superficie multicolor cargaban una imagen del Jesús Nazareno.



noticia
Voluntarios ayudan en la Ciudad de Guatemala, el 2 de abril de 2015, a hacer una alfombra de 2.300 metros de largo hecha de flores y aserrín de colores en un intento de imponer un nuevo récord Guinness Mundial (AFP/AFP)

Las vistosas alfombras de aserrín teñido, consideradas como arte efímero en Guatemala, son elaboradas con varias horas de anticipación al paso de los imponentes cortejos organizados para la procesión de la Semana Santa.

"Más que romper el récord Guinness es romper el récord de la fe porque la iglesia católica es una iglesia activa", aseguró a la AFP María Sandoval, de 25 años, una de las voluntarias que participaron en la confección de la alfombra desde la madrugada.

"Unidos todos para formar un mundo mejor", "Por la personas sin hogar" y "Jóvenes para Cristo", rezaban algunas frases escritas en la alfombra con el mismo aserrín, mientras que un muñeco colocado en una parte del recorrido sostenía una pancarta con la leyenda "Por los niños abortados y sus almas". ¨

El arzobispo metropolitano, Óscar Vian, declaró a la AFP que la elaboración de alfombras para las procesiones "es un sentimiento muy propio" de los guatemaltecos.

#Guatemala #Religión #Récord #Tradición


Te puede interesar



Quantcast