Desde Milán (AFP)

Fendi y Max Mara, en la mira de los activistas contra las pieles en la Semana de la Moda de Milán

Activistas de la causa animal se han hecho oír dentro y fuera de los desfiles de la Semana de la Moda de Milán, tomando como blanco a marcas como Max Mara o Fendi, que siguen usando pieles en sus creaciones.

Italy,lifestyle,fashion,luxury,fur
Un guarda de seguridad se lleva de la pasarela a una mujer con una pancarta en la que se lee Los animales no son ropa, durante el desfile de la firma Fendi en la Semana de la Moda de Milán, en Italia, el 21 de febrero de 2024 - AFP/AFP
Anterior Siguiente
Síguenos en Google News

Activistas de la causa animal se han hecho oír dentro y fuera de los desfiles de la Semana de la Moda de Milán, tomando como blanco a marcas como Max Mara o Fendi, que siguen usando pieles en sus creaciones.

Una activista de la asociación por los derechos animales PETA subió a la pasarela de Fendi el miércoles con una pancarta donde se leia "Los animales no son ropa". El jueves una coalición de grupos contra las pieles redoblo su campaña, ahora contra Max Mara.

Más de 1.500 marcas de ropa dejaron de utilizar la piel en los últimos años, pero otras aún persisten.

El jueves, por segundo día consecutivo, un globo con el mensaje "Max Mara Go Fur-Free" ("Max Mara, deja de utilizar la piel") sobrevoló la sede de la empresa en la región de Emilia Romagna (norte).

Esta operación cuenta con el apoyo de Fur Free Alliance (Alianza sin Pieles), coalición compuesta por más de 50 asociaciones de protección de los animales, entre ellas Humane Society International y la Liga italiana Anti Vivisección (LAV) que tiene a Max Mara en la mira desde principios de mes.

La campaña, que multiplica manifestaciones, publicaciones en las redes sociales, llamadas telefónicas y correos electrónicos, coincide con la temporada de las Semanas de la Moda en Nueva York, Londres, Milán y París, que se suceden hasta el 5 de marzo.

Max Mara, cuyo desfile el jueves fue sin pieles, no respondió a preguntas de AFP.

A diferencia de Fendi, que comenzó como una marca de piel, Max Mara es más conocida por sus lujosos abrigos de lana y pelo de camello, que ocasionalmente utilizan pieles como adorno en capuchas y puños.

La marca podría prescindir de la piel, afirma Simone Pavesi de la Liga Italiana Anti Vivisección.

"Es realmente un problema de indiferencia. Podrían resolverlo de una temporada a otra", estima, lamentando que la empresa se niegue a discutir con las asociaciones.

Fuera del desfile de Max Mara, Anna Kirichenko, de 32 años, luce un gorro de esquí negro combinado con una chaqueta negra de piel sintética.

"Hay tantas alternativas (a la piel real) No me gusta el olor a la muerte", comenta.

- Gaseados o electrocutados -

Gucci, Versace, Armani, Prada, Valentino y Dolce & Gabbana son algunas de las marcas que renunciaron a la piel. Del lado de los recalcitrantes figuran por ejemplo Louis Vuitton y Hermès.

Los militantes invocan la crueldad inherente a la cría de animales de peletería, donde zorros, visones, chinchillas y conejos son amontonados en jaulas antes de ser gaseados o electrocutados.

Militantes asociativos infiltrados revelaron las deplorables condiciones de estas explotaciones, con animales enfermos y estresados, fenómenos de autolesiones e infecciones.

Sin embargo, el sector dice ser menos nocivo para el medio ambiente, afirmación que los militantes antipeletería rechazan. Para ellos la huella de carbono de las explotaciones es más elevada que la producción de pieles sintéticas.

Si bien 17 países de la UE adoptaron en diciembre medidas de prohibición total o parcial de la cría de animales con este fin, la venta de pieles no está prohibida como ocurre en Israel, el estado de California y algunas ciudades estadounidenses.

No obstante, la Comisión Europea debe pronunciarse antes de marzo de 2026 sobre una posible prohibición de criaderos para peletería y ventas de pieles.

También podría optar por adoptar "normas apropiadas" para respetar el bienestar de los animales.

Según la Liga Italiana Anti Vivisección, Max Mara bloquea desde el miércoles los comentarios hostiles sobre su cuenta de Instagram.

"Una campaña de presión no nos interesa. Preferimos hablar con la empresa, explicarle nuestras razones y convencerla de que deje de usar pieles", argumenta Pavesi.




Este sitio usa imágenes de Depositphotos